Familiares de Pnb gerardo Ojeda asesinado en la charneca.
Familiares de Ojeda se mostraron desconsolados.(Foto: Rafael Freites).
COMPARTE

@LABC7 – [email protected]

Las cámaras de seguridad lo grabaron todo. Gerardo Javier Ojeda Pacheco bajó la velocidad en una esquina por un policía acostado. Detrás de la pared de un estacionamiento estaban sus agresores: esperando por una víctima. Vieron la oportunidad perfecta en el funcionario de 33 años de la Policía Nacional Bolivariana y su moto negra Owen.  Así que decidieron actuar.

Ocurrió mientras Ojeda iba a su trabajo como inspector de vehículos en la delegación de Los Guayos el pasado 1 de febrero. El licenciado en administración en desastres y con un diplomado gerencial vio a dos delincuentes que se le acercaron a pie. Sin mediar palabras le dieron un tiro en la cabeza. El hombre —que no tenía su arma de reglamento— cayó al piso herido de gravedad. Uno de los agresores levantó la moto e intentó prenderla. Hizo algunos intentos mientras el oficial yacía moribundo. Se dieron por vencidos y se retiraron del lugar caminando. El hecho se registró en el sector La Charneca, en la parroquia Miguel Peña del sur de Valencia.

Un hombre que pasaba en una camioneta vio a Ojeda en el piso y lo socorrió. Fue trasladado a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia. Allí, los médicos no pudieron hacer mucho porque no había insumos. El oficial fue remitido al Hospital Carabobo. Pese a que la atención fue mucho mejor, no lograron salvarle la vida tras unas 36 horas de agonía, comentó su primo Fridrich Krause. Habría sido declarado muerto el jueves.

Ojeda vivía en el sector Parcelas del Socorro con su esposa. No tenía hijos. Sus familiares dijeron que era un funcionario muy respetado y querido dentro de la fuerza. Extraoficialmente se conoció que se desplegaron varios operativos en La Charneca para intentar dar con los homicidas, utilizando el vídeo que grabó una de las cámaras de seguridad. Las averiguaciones están en proceso.

Niña arrollada en Los Guayos

Mauri Coronel acostumbraba a jugar afuera de su casa con sus amigos de la cuadra. El jueves, aproximadamente a las 11:00 p.m., la niña de seis años estaba con su hermana de siete años y otro vecino. Jugaban con una pelota mientras la mamá vigilaba desde la ventana de la cocina. Las calles del barrio Los Olivos, en Los Guayos, suelen ser muy solas, así que los niños juegan en la calle sin muchas preocupaciones. Eso cambió.

Al parecer, cuando los niños jugaban, la pelota fue a parar en la calle. Mauri iba a recogerla y en ese momento un vehículo iba pasando. La niña fue impactada, supuestamente, con una de las ruedas del carro cuyo conductor se dio a la fuga. Coronel llegó sin signos vitales al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Los Guayos, pese a que su mamá, desesperada, intentó ayudarla, según familiares.

Coronel estaba en primer grado. Vivía en Los Olivos con sus padres y su hermana.

Su cuerpo fue trasladado a la morgue de Valencia para hacer un estudio forense detallado y determinar las causas exactas de su muerte.

Otros casos

El jueves, al parecer en horas de la tarde, se registró un doble homicidio en la zona agrícola de Macundo, en el sector agrícola de Aragüita, en Guacara. Allí habrían resultado fallecidos Luigi Josué Rodríguez, de 33 años; y Franklin José Yépez.

Aunque no hay versión oficial ni los familiares estaban en las cercanías de la morgue, los asesinatos se habrían producido con armas de fuego. Se desconocen más detalles sobre el hecho.

En otro caso, resultó abatido un presunto delincuente en un enfrentamiento con la brigada de vehículos de Valencia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalístias (Cicpc). El hombre quedó identificado como Ronny Robert Aguilarte Fernández. El hecho se registró a las 3:15 p.m. en la zona industrial El Recreo, en las invasiones Hijos de Santa Inés II.

José Antonio Serrano Córdoba, un hombre de 27 años, fue asesinado la mañana del jueves, aproximadamente a las 10:30 a.m. Al parecer fue interceptado por un otra persona que le disparó, en la calle Las Minas de Tocuyito, en el municipio Libertador.

Víctor Antonio Oviedo, un joven de 24 años, fue ultimado en el sector Guamacho, en la calle Carvajalí. Al parecer el joven fue interceptado cerca de su residencia por uno o varios hombres armados, quienes le dispararon.

Oviedo habría quedado en el sitio sin signos vitales, a la 1:30 a.m. del viernes. El hecho se registró en Mariara, en el municipio Diego Ibarra.

Juan Fernando Carvajal, un abogado de aproximadamente 42 años, fue encontrado muerto en su residencia. El hallazgo se produjo luego que un familiar intentara comunicarse con él, pero no atendiera el teléfono. En el edificio Urdaneta del centro de Valencia, aproximadamente a las 12:00 m., el hombre fue atado, ahorcado y apuñalado.

Funcionarios policiales lo encontraron en su cama. El responsable huyó del sitio.

El abogado era defensor público y también prestamista, según versiones extraoficiales.

Jhony Rafael Zapata fue arrollado en Puerto Cabello. Se desconocen más detalles sobre este suceso. El hombre fue trasladado al hospital Adolfo Prince Lara del litoral carabobeño, pero luego su cuerpo sin vida terminó en la morgue de Valencia, aproximadamente a las 3:10 p.m. del jueves.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.