Sepp Kuss
El líder de la general Sepp Kuss (c) con el maillot rojo, acompañado de sus compañeros de equipo jonas Vingegaard (i), segundo de la general, y Primoz Roglic (d), tercero de la general. Foto: EFE/Manu Bruque

El neerlandés Wout Poels (Bahrain Victorious) evitó el póker de Remco Evenepoel ganando al belga el esprint que puso colofón a la vigésima etapa de la Vuelta a España, disputada entre Manzanares el Real y Guadarrama, de 207,8 km, en la que Sepp Kuss (Jumbo Visma) se proclamó vencedor virtual de la ronda.

Poels (Venray, 35 años) se llevó el duelo a cinco en el esprint de Guadarrama, firmando su segundo gran triunfo de la temporada, ya que brilló en el Tour ganando la etapa del Mont Blanc. Esta vez fue poderoso por velocidad. Atacó de lejos y sorprendió por centímetros a Evenepoel, quien buscaba la cuarta etapa.

EL ABRAZO DEL TRÍO MÁGICO DEL JUMBO

El veterano corredor neerlandés alzó los brazos con un tiempo de 4h.59.29, a una media de 41,6 km/hora, el mismo que Remco y que el asturiano de 23 años Pelayo Sánchez (Burgos BH), capaz de entrar en la fuga, aguantar con los mejores y lograr un meritorio tercer puesto.

Los favoritos, sin ataques, en modo cero agresión, se presentaron en meta a 10.21 minutos con Juan Ayuso al frente. En la recta, abrazados, los tres primeros de la general, el trío mágico del Jumbo: Sepp Kuss, Jonas Vingegaard y Primoz Roglic.

No pudieron acceder al podio los españoles. Conformismo ante el dominio del cuadro neerlandés. Ayuso terminará cuarto a 3.44 minutos, Mikel Landa quinto a 4.03 y Enric Mas sexto a 4.14.

FUGA NUMEROSA, SE APUNTAN REMCO Y SOLER

La «clásica» de Madrid era la más larga de la presente edición, plagada de puertos, 10 cotas y un total de 4.361 metros de desnivel total. Alicientes de sobra para soñar con las sorpresas de última hora, pero las circunstancias de carrera dejaron una jornada previsible de principio a fin. Lucha por la etapa y podio cerrado con llave.

Manzanares el Real, puerta de entrada a La Pedriza y zona ciclista con puerta de entrada, lanzó la última prueba competitiva de la Vuelta 2023. Remco Evenepoel comentaba en la salida que la etapa era «más dura que la Lieja-Bastoña», que el belga ha ganado dos veces.

El campeón del mundo de crono y exarcoíris en ruta, se echó un día más al monte en una fuga de 31 hombres, donde se metieron Soler, García Cortina, Kamna, Bardet, Poels.. una revuelta de nivel que hizo camino con el beneplácito del plantel de favoritos. Cómodo el Jumbo con Kuss a buen recaudo, conforme el UAE con Soler por delante y el Bahrain atento por aquello de pescar el cuarto puesto para Landa.

EL SOUDAL CON MAYORÍA ABSOLUTA

Tras el descenso del segundo paso por el Alto de Robledondo, el equipo Soudal Quick-Step de Remco Evenepoel activó la «operación etapa». Restaban 50 km para la meta de Guadarrama y la formación belga tenía mayoría absoluta en la fuga. Vervaeke, Cattaneo y Knox pusieron ritmo de selección.

La victoria estaba delante, mientras en el pelotón reinaba la tranquilidad, rodando a 9 minutos. Remco no puso a sus hombres a tirar a bloque para pasear por los pequeños puertos madrileños. El escenario se estaba preparando para la cuarta del ciclista de Aalts, residente parte del año en Calpe.

El zarpazo estaba al caer cuando la diferencia pasaba de los 1.30 minutos a 28 de meta. Pero no fue el Soudal quien lanzó la primera piedra, fue el Bahrain con Wout Poels con un potente ataque en las calles empedradas de San Lorenzo de El Escorial. El neerlandés se llevó a rueda a Evenepoel, Van Eetvelt, Soler y Pelayo Sánchez.

POELS BRILLA EN GUADARRAMA

En la zona llana camino de Guadarrama aseguró el quinteto la gestión de la etapa. El favorito era Evenepoel, de quien se presumía un ataque lejano marca de la casa, pero el líder de la montaña se mantuvo en el grupo preparando el plan B.

A falta de una curva que daba acceso a la recta de meta arrancó Poels, ganó unos metros y puso las cosas difíciles a Evenepoel, quien reaccionó con una fuerza descomunal. Se fue a por el rival, remontó, pero la reacción llegó tarde. Se quedó con la miel en los labios.

La llegada de los favoritos estuvo marcada por la celebración sobre la bicicleta de los hombres del podio. Roglic, ganador del Giro, y Jonas Vingegaard, campeón del Tour, ofrecieron su mano al eterno gregario de lujo. Los tres, abrazados, cruzaron la línea de meta. La foto de la Vuelta.

«Estoy reventado, pero muy feliz, ha sido especial terminar la etapa con mis compañeros. Algo muy especial», acertó a decir, emocionado, el ganador de la Vuelta 2023.

Este domingo finaliza la Vuelta con la disputa de la vigésima primera etapa, entre el Hipódromo de La Zarzuela y Madrid, con un recorrido de 101,1 km.

¿Quieres recibir nuestros titulares diarios, matutinos y vespertinos?
Únete a nuestro canal de Telegram
https://t.me/titularesec

O a nuestro grupo de whatsapp
https://chat.whatsapp.com/E55qyLa9mGw2hNNrN32r1b
Con gusto te los enviaremos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.