Foto EFE
COMPARTE

La Policía brasileña y el Ministerio de Agricultura subrayaron hoy en un comunicado conjunto que las irregularidades detectadas en empresas cárnicas “son puntuales” y descartaron el “mal funcionamiento generalizado” del sistema sanitario.

“Los hechos se relacionan directamente con el desvío de conducta profesional practicados por algunos funcionarios y no representa un mal funcionamiento generalizado del sistema de integridad sanitaria brasileño”, señala la nota.

El comunicado fue publicado tras una reunión entre representantes del Ministerio de Agricultura y la Policía Federal, que el pasado viernes desmontó una mafia que se dedicaba a adulterar carne en malas condiciones y a veces podrida.

La operación llevada a cabo por la policía y bautizada “Carne Débil” (Carne Fraca, en portugués) generó una crisis sin precedentes en el sector cárnico de Brasil, el principal exportador de estos productos en el mundo.

Varios países ya anunciaron restricciones a la importación de carne brasileña, después de que los investigadores descubrieran que algunas de las principales productoras cárnicas del país (entre ellas las gigantes del mercado JBS y BRF) adulteraban con productos químicos carnes que estaban en mal estado.

Para lograr la aprobación por parte del Ministerio de Agricultura, las empresas habían creado una red de pagos de sobornos que involucraron a varios funcionarios dentro del Ministerio.

La actuación de la policía, sin embargo, fue duramente criticada por los productores brasileños, al considerar que los investigadores no se comunicaron correctamente y eso acabó perjudicando a todo el sector.

En el comunicado enviado este martes, la Policía Federal y el Ministerio de Agricultura resaltan que “el sistema de inspección federal brasileño ya fue auditado por varios países que demostraron su calidad” y “garantiza productos de calidad para el consumidor brasileño”.

El Gobierno brasileño ha intentado atajar la crisis desatada tras el escándalo, pero el bloqueo por parte de países importadores se ha ampliado en los últimos días a pesar de las explicaciones del Ejecutivo y del propio presidente, Michel Temer.

El jefe de Estado brasileño admitió hoy que la operación policial contra las irregularidades del sector cárnico creó un “embarazo económico” a Brasil, uno de los mayores productores mundiales de alimentos, pese a la “insignificancia” de lo descubierto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.