La vivienda del presunto autor de la matanza quedó consumida por el fuego (Foto Andrés Galindo)
COMPARTE

Juncalito es una zona dominada por el miedo. El espíritu de celebración yace muerto en sus calles de tierra. Ahora los vecinos escuchan un carro y tímidamente se asoman por las ventanas. Murmuran, observan. Pero sus manos sostienen de cerca las cortinas —con la que se tapan parte del rostro— para esconderse lo más rápido posible. Están asustados y con razón: un grupo de habitantes, indignados por una masacre, – 3 jovencitos asesinados – buscan incesantemente al culpable para que reciba su merecido.

Es martes 02E, ya ha transcurrido más de un día desde lo ocurrido. En la estación policial los funcionarios comentan el terrible triple homicidio. Dentro de las pesquisas, les fue necesario rescatar a la hija de quien sería el presunto responsable. La comunidad quería lincharla también. Los vecinos dijeron que llamarían cuando terminaran lo suyo, confiesa un uniformado. Para los vecinos no hay justicia, sino impartirla con sus manos. Según el Observatorio Venezolano de Violencia, en 2015 se registró de uno a tres linchamientos semanales.

Todo sucedió la madrugada del 01 de enero, durante las primeras horas del año nuevo 2017. Los gritos colmaron la calle La Granja, donde están asentadas las invasiones de Juncalito, en Tocuyito. Aparentemente, un hombre entró a una de las casas con un machete en la mano cerca de las 3:15 a.m. Tres adolescentes y un adulto estaban compartiendo el año nuevo. Un muchachito de 13 años, y dos jovencitas de 14 y 15, murieron al filo del arma blanca, a manos de quien penetró sorpresivamente en su vivienda.

Carlo Andrade (29), el único adulto que estaba en el interior de la casa, fue quien logró escapar del agresor, no obstante, su estado de salud es grave. El autor de la masacre está prófugo, así que la comunidad se volcó a buscarlo, acudieron en masa a su vivienda- un rancho humilde – y lo desvalijaron y luego le prendieron fuego. 

Se trató de un grupo de vecinos quienes indignados llegaron a las 4:00 de la madrugada luego de lo ocurrido y tomaron por asalto la casa del homicida. Por su parte otros vecinos de la zona comentaron que tuvieron que  apagar el fuego que se estaba propagando porque se quemarían sus casas también. Hasta un vehículo estaba cercano a las llamas, pero los habitantes lograron controlar la candela, comentó la dueña del carro.

Dentro de la casa no se encontraba José, el responsable de los lamentables hechos, sigue prófugo. Según comentarios recolectados en el barrio, José es originario de Puerto Cabello, se desempeñaba como albañil, e incluso ayudó a construir una casa en el sector. Él no era, para nada, un hombre agresivo, dijeron algunos. No sé por qué le achacan lo que sucedió, dijo otra vecina.

A la hija del supuesto responsable la tuvieron que sacar escoltada en una patrulla policial porque los vecinos querían hacer justicia . La compañera del presunto responsable no paraba de llorar en la sede de la comandancia y no desea hablar con nadie. 

Los cadáveres de los tres adolescentes fueron trasladados este 01E a la morgue de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET). Se desconoce dónde será el velatorio de los infortunados. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) averigua el caso y se espera que en los próximos días se aporten más datos para su resolución. La comunidad, al igual que los funcionarios, continúan la búsqueda. En Juncalito la violencia podría desatarse de nuevo en cualquier momento. 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.