(Foto referencial)
COMPARTE

Las autoridades belgas y británicas investigaban este sábado los dos ataques, calificados de “terroristas”, con arma blanca y al grito de “Alá Akbar” contra las fuerzas de seguridad en Bruselas, reivindicado por la noche por el grupo Estado Islámico, y en Londres.

Un hombre agredió a soldados con un cuchillo en Bruselas al grito de “Alá Akbar” (Dios es el más grande, en árabe) y luego fue abatido, y otro, armado con un sable, fue detenido en Londres tras haber herido a tres policías delante del palacio de Buckingham.

El ataque de Bélgica fue rápidamente calificado de “terrorista” por las autoridades, y el sábado por la noche el grupo yihadista Estado Islámico (EI) lo reivindicó en un comunicado publicado en la aplicación de mensajería Telegram por su órgano de propaganda Amaq.

“El asaltante del ataque de Bruselas era uno de los soldados del Estado Islámico”, indicó el comunicado. “La operación se llevó a cabo en respuesta a los llamados a atacar los Estados de la coalición” internacional antiyihadista que opera en Siria e Irak, de la que Bélgica forma parte.

En Londres, la policía británica anunció que el asaltante había sido detenido “en el marco de la legislación antiterrorista”.

Un hombre de 26 años, oriundo de Luton (a 50 km al norte de Londres), donde se están llevando a cabo registros, “gritó varias veces Alá Akbar” y trató de agarrar un “sable de 1,20 m” que estaba en el suelo del asiento del pasajero de su vehículo, anunció el sábado la policía británica.

Ambos ataques ocurrieron en un contexto de aumento de atentados yihadistas en Europa, horas antes de una gran manifestación por la paz el sábado en Barcelona, tras los atentados de Barcelona y Cambrils (noreste de España) que dejaron 15 muertos y más de 120 heridos el 17 y 18 de agosto.

En Bruselas, la fiscalía federal belga indicó haber abierto una investigación por “intento de asesinato terrorista”. El asaltante “se abalanzó a la espalda” de tres militares “y los golpeó” con un cuchillo, “gritando ‘Alá Akbar'”, contaron el sábado los investigadores.

– Dos coranes –
Uno de los militares abrió fuego. “El hombre fue disparado dos veces y murió poco después, en el hospital, debido a sus heridas”, explicó la fiscalía, añadiendo que el agresor, además del cuchillo “tenía un arma de fuego falsa y dos coranes”.

El agresor, nacido en 1987, era un belga de origen somalí que tenía un domicilio en Brujas (noroeste), donde se llevó a cabo un registro durante la noche, indicó la fiscalía belga en un comunicado, que precisó que el hombre no tenía antecedentes vinculados con “actos de terrorismo”.

El ataque tuvo lugar poco después de las 20H00 (18H00 GMT) en un bulevar en pleno centro de la capital belga, cerca de la Gran Plaza, una de las zonas “sensibles” donde patrullan militares armados.

“Escuché gritos y justo después dos tiros”, contó a la AFP Yohan, que se encontraba en una terraza cercana al lugar del ataque. El testigo dijo que vio a “un militar sangrando en la mano y a un hombre en el suelo” que tenía barba y capucha.

En marzo de 2016, un doble atentado cometido por kamikazes que afirmaron pertenecer al grupo Estado Islámico (EI) dejó 32 muertos y más de 150 heridos en Bélgica, donde han ocurrido otras agresiones contra militares y policías desde entonces.

El sábado, el organismo encargado en Bélgica de la evaluación de la amenaza terrorista, el OCAM, mantuvo el nivel actual de 3 sobre una escala de 4.

– Un gran cuchillo –
En Londres, la policía también indicó que el nivel de amenaza seguía siendo “grave”, lo que significa que un atentado es “muy probable”.

El autor del ataque frente al palacio de Buckingham, detenido en el marco de la “Terrorism Act 2000”, la legislación antiterrorista británica, detuvo su automóvil hacia las 20H35 (19H35 GMT) cerca de un vehículo de la policía, frente a la residencia de la reina Isabel II, que se encontraba en el castillo de Balmoral (Escocia).

Los policías, no armados, “vieron que llevaba un cuchillo muy grande en el coche y procedieron a detenerlo” tras paralizarlo con gas, según un comunicado de la policía británica. Tres de ellos fueron “levemente heridos” y dos fueron atendidos en un hospital, que abandonaron horas después.

“Pensamos que el hombre actuó solo y no buscamos otros sospechosos en este momento”, declaró el comandante Dean Haydon, al mando de la dirección de las fuerzas antiterroristas. “Era normal que esto fuera tratado, de momento, como un acto terrorista”, precisó.

El sospechoso estaba siendo interrogado en una comisaría del centro de Londres, informaron fuentes oficiales.

Gran Bretaña se ha visto duramente golpeada por los ataques terroristas este año, con tres atentados reivindicados por el EI desde marzo. En Londres, asaltantes utilizaron en dos ocasiones un vehículo para embestir a los peatones antes de atacarlos con cuchillos, en marzo (5 muertos) y en junio (8 muertos). En mayo, un hombre se hizo explotar con una bomba artesanal a la salida de un concierto en Mánchester y causó 22 muertos.

En otras partes de Europa también se han producido otros ataques o presuntas tentativas de ataque recientemente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.