Policías en Trujillo se apostaron en las afueras del local comercial donde se resguardó la periodista, para evitar ser despojada de sus herramientas y material de trabajo. (Twitter)

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) denunció este viernes 12 de abril, un nuevo caso de acoso policial a profesionales de los medios de comunicación en el país, en el desempeño de sus funciones.

El caso de Fabiola Leal fue reseñado por el diario El Tiempo de Trujillo, quien fue perseguida por funcionarios de la policía de ese estado andino, mientras hacia una cobertura noticiosa en una sede del Banco de Venezuela.

“Fabiola Leal del diario El Tiempo de Trujillo, fue perseguida por policías de la entidad (Fapet) cuando retrataba el caos en la sede del Banco Venezuela en el centro de la ciudad este 12 de abril”, publicó el sindicato en su cuenta Twitter.

Según relató el SNTP, los funcionarios policiales intentaron quitarle el teléfono móvil y obligarla a borrar el material fotográfico de la larga cola de clientes en una sucursal de la institución financiera.

No obstante, la periodista corrió y logró ponerse a salvo resguardándose dentro de un local comercial. “Fabiola Leal logró correr y resguardarse en una tienda para evitar el ataque de los funcionarios, quienes la persiguieron hasta el lugar”, expresó el medio.

El sindicato reiteró que el ataque contra los comunicadores sociales por parte de los cuerpos de seguridad se han incrementado en Trujillo. “Por lo que desde el SNTP exigimos respeto a los periodistas”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.