Foto AFP

Representantes de unos 30 países, incluido el jefe de la diplomacia estadounidense Rex Tillerson, se reúnen este martes 23 de enero en París para pedir sanciones contra los responsables del uso de armas químicas en Siria tras un veto de Rusia en la ONU.

Tillerson y su homólogo francés Jean-Yves Le Drian serán también coanfitriones de una reunión de ministros para sentar las bases de una iniciativa del presidente francés Emmanuel Macron que quiere crear un grupo de contacto sobre Siria que reúna a los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y a los países de la región.

Esta cita se celebra un día después de nuevas acusaciones contra el régimen sirio por un nuevo ataque químico en una ciudad de Guta Oriental, un enclave rebelde al este de Damasco, en el que se registraron al menos 21 casos de asfixia.

Este presunto ataque le valió a Rusia una severa crítica de Estados Unidos, que estima que Moscú no logra controlar a su aliado Bashar al Asad.

El régimen ha sido acusado en varias ocasiones de haber utilizado armas químicas. La ONU estableció tras una investigación que Asad era responsable de un ataque con gas sarín en abril de 2017 contra el pueblo de Jan Sheijun, controlado por la oposición, que dejó al menos 80 muertos.

Desde 2012 se han registrado al menos 130 ataques con armas químicas en Siria, según estimaciones francesas.

Un mes después de su elección en mayo de 2017, Macron advirtió que las armas químicas eran una línea roja que provocaría una respuesta de Francia si se usaban nuevamente, aunque no especificó cuál sería esa respuesta.

– ‘No los dejaremos escapar’ –
En la reunión del martes, los países se comprometerán a compartir información y establecer una lista de personas implicadas en el uso de armas químicas en Siria y otros países.

Se podrían también aplicar sanciones como la congelación de activos y la prohibición de entrada a un determinado número de países, así como procedimientos penales a nivel nacional.

La iniciativa francesa se produce después de que Rusia usara dos veces su veto de la ONU para bloquear la renovación de una investigación realizada por expertos internacionales sobre el uso de armas químicas en Siria.

“Hoy la situación está bloqueada al más alto nivel internacional”, señaló un miembro del equipo de Le Drian.

“Los perpetradores de ataques químicos deben saber que pueden ser enjuiciados y que no los dejaremos escapar”, agregó.

Francia anunció antes de la reunión que congeló los activos de 25 empresas y ejecutivos sirios, franceses, libaneses y chinos acusados de ayudar al régimen sirio a desarrollar el uso de armas químicas.

Se trata principalmente de importadores y distribuidores de metales, electrónica y sistemas de iluminación domiciliados en Beirut, Damasco o París.

No obstante, en la lista no figuran responsables del régimen sirio. “No tenemos hoy elementos que nos permitan entablar estos procedimientos a nivel de las autoridades políticas sirias”, admitió el ministerio francés de Relaciones Exteriores.

Rusia busca también, junto a Irán y Turquía, construir una salida a este conflicto que se ha cobrado más de 340 mil vidas desde 2011. Espera concretar una iniciativa de paz durante una cumbre en Sochi (Rusia) que se celebrará los próximos 29 y 30 de enero.

Estados Unidos anunció por su parte el 17 de enero que sus tropas permanecerán en Siria hasta la derrota total del grupo yihadista Estado Islámico.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.