El poeta barquisimetano Rafael Cadenas. (Foto Cortesía El País)

Aunque con el paso del tiempo no está de acuerdo con su poema más emblemático, “Derrota”, el Premio Cervantes 2022, el venezolano Rafael Cadenas, demostró en esos versos lo que ha marcado su trayectoria, su capacidad de expresar desolación, sosiego y belleza para hacer de la palabra una herramienta transformadora.

Así lo destacó el jurado de esta edición del Premio Cervantes 2022, que valoró la “vasta y dilatada obra literaria” de este poeta que está considerado como uno de los autores más influyentes de la poesía de los 60 y 70 de Venezuela.

Un autor que publicó su primer poemario, “Cantos iniciales”, en 1946 y que desde muy joven combinó la literatura con la política, ya que militó en el Partido Comunista de Venezuela, fue encarcelado y vivió en el exilio durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en la década de los 50.

Nacido en Barquisimeto (estado de Lara, Venezuela) el 8 de abril de 1930, Cadenas -también Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana- reconoció al recibir este galardón que estaba “en desacuerdo” con su emblemático poema, “Derrota” (1963), porque “todo ha resultado distinto a como aparecía”, ya que se dio cuenta de que lo plasmado allí cuando tenía 32 años era distinto.

“Más que rebelde, trato de ser consciente porque la consciencia está por encima del pensamiento. La consciencia es la que ve el pensamiento”, afirmó el autor en 2018.

Para Cadenas es importante la veracidad en sus obras, que se caracterizan por un pensamiento filosófico que invita a reflexionar, tanto si lo recita él mismo, con su voz pausada, como si lo lee cualquiera de los seguidores de este autor, considerado como uno de los más importantes de Latinoamérica.

Comprometido con su país, Cadenas reconoció en 2015, cuando recibió el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca en España, que vivía con “temor” en su país -donde reside actualmente- y que el Gobierno de Nicolás Maduro “sí tiene parecido al régimen fascista” porque es “absolutamente antidemocrático”.

Por eso, este poeta calificado de “persona humilde” por quienes le conocen busca en sus obras “tratar con mucha contundencia algunos temas políticos” de Venezuela.

De verbo directo y limpio, como si fueran dardos, en la poesía de Cadenas también resaltan “Una isla”, “Intemperie”, “Los cuadernos del destierro”, “Memorial”, “Falsas maniobras”, “Gestiones” y “Amante y Fracaso”, esta última considerada por él mismo como una “respuesta involuntaria” a “Derrota”.

Miembro de la generación literaria del 58, como ensayista Cadenas es autor de “Literatura y vida” (1972), “Realidad y literatura” (1979), “Apuntes sobre San Juan de la Cruz y la mística” (1977, 1995), “Reflexiones sobre la ciudad moderna” (1983), “En torno al lenguaje” (1984) o “Sobre la enseñanza de la literatura en la Educación Media” (1998), entre otros.

Este mismo año, Cadenas fue homenajeado por el Instituto Cervantes bajo el lema “Celebremos a Cadenas”, por su 92 cumpleaños. El poeta agradeció el premio desde su casa en Caracas, donde reside este profesor, ya jubilado, de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la principal del país, donde impartió clases de poesía española y latinoamericana.

Doctor “honoris causa” por la Universidad Latinoamericana ULA o por Universidad Central de Venezuela, Cadenas se une así a la lista de ganadores del Premio Cervantes, un galardón que vuelve a premiar a la poesía, ya que el año pasado se fue a la uruguaya Cristina Peri Rossi.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.