Aseguradoras de salud en Venezuela
María Bouffard. Foto cortesía: Manuel Díaz

Olgalinda Pimentel/Crónica Uno

Caracas. El seguro de salud es probablemente el ramo del mercado asegurador que mejor refleja las necesidades de protección de la población. Y en Venezuela, sumida en la crisis que casi llega a la década, se demuestra con cifras.

Al cierre de 2022, esta modalidad superó 70 % de toda la cartera de aseguramiento que no abarca más de 5 % de toda la población, de acuerdo con cálculos de la Cámara de Aseguradores de Venezuela, en consonancia con la Superintendencia de la Actividad Aseguradora.

El porcentaje representó,  en términos reales, apenas  dos millones de personas que lograron asumir el pago de una póliza, es decir, que se esforzaron por encontrar protección en la opción privada, en medio de la emergencia de la pandemia de la COVID-19 y el colapso de servicios médicos del Estado.

Democratizar seguro de salud

Ante esto, 2023 se avizora como un desafío para el sector. En el tercer año de pandemia y  de acelerada devaluación, se prepara para retomar, después de casi 10 años, otros modelos de seguro más asequibles para la población.

Así lo establece la reforma de Ley de Actividad Aseguradora que espera el ejecútese, luego de ser sancionada por la Asamblea Nacional, en octubre de 2022.  Las opciones fueron eliminadas por la ley anterior, de 2013, luego de que el país llegó a ser pionero en  productos de este tipo, en la región.

María Bouffard. Foto cortesía: Manuel Díaz

Estamos tratando de democratizar el seguro para que llegue a la mayor cantidad de población, afirmó María del Carmen Bouffard, presidenta ejecutiva de la Cámara de Aseguradores que agrupa a 30 empresas.

La abogada, especialista en el área de riesgos patrimoniales y vocera de la institución, señala que el sector, en su interés por seguir contribuyendo con la protección, espera un incremento en la demanda del seguro de salud, como opción, este año.

Es el ramo que tiene más peso actualmente no solo en el mercado asegurador. Si se ven las cifras de Latinoamérica y, me atrevo a decir, del mundo, en ningún país el ramo de salud tiene tanto peso como el de Venezuela.

Impacto de la pandemia

¿El 70% se debió a la aparición de la pandemia?

—Sí, mucha gente que había dejado de contratar sus pólizas por la pérdida del poder adquisitivo y otros que nunca han tenido, lo hicieron. Vieron que había una necesidad, e hicieron sus sacrificios para poder contar con algún seguro de salud. Hay un efecto allí. Por eso es el ramo que tiene más peso actualmente, pero, obviamente, no es el sector más rentable para el mercado asegurador.

¿En qué sentido?

—Yo, como presidenta ejecutiva y en nombre de la Cámara, quiero hacer un reconocimiento a todas las empresas de seguro afiliadas, porque apostaron a Venezuela. Pasaron momentos muy duros, pero el sector sigue operando a pesar de la COVID-19 y del PosCovid que todavía tiene repercusiones. La pandemia era algo que no tenía porqué cubrir, debido a que las epidemias están excluidas en cualquier póliza de salud en el mundo. Pero el sector asegurador asumió, aunque eso tuvo sus consecuencias.

¿Cuáles fueron?

—Hasta 2022, el sector puede haber asumido en atenciones por COVID-19 alrededor de 200 millones de dólares. La mayor parte de esa cantidad no provino de primas que se pagarán por eso, pues era un riesgo no cubierto. Esa suma salió del patrimonio de las propias empresas. El 2022 fue el año de tratar remontar la cuesta de todo lo que fue 2020 y 2021, e inclusive el inicio de 2022. Enero de ese año fue el mes en que más casos se reportaron, de acuerdo con las actualizaciones. La diferencia es que no fueron casos tan graves como los de 2020 y 2021, debido a la mutación del virus y a que buena parte de la población estaba vacunada.

¿Qué otras consecuencias ocasionó la pandemia en el sector?

—La pandemia también obligó a las empresas a montarse en la ola de ver cómo podían  ayudar. Hubo un momento en que hospitales y clínicas estaban colapsados y no había capacidad de ingreso. Entonces, surgieron opciones como la hospitalización domiciliaria que permitía estar en casa con monitoreo médico.  El único sector, aparte del hotelero, que otorgó servicios sin cobrar contraprestación fue el asegurador, aunque evidentemente todos los sectores pusieron su grano de arena para que el país siguiera su marcha.

Desequilibrio en el sector

¿Qué significa para el sector que el seguro de salud tenga el mayor porcentaje de la cartera?

—Genera un total desequilibrio, porque da cuenta de que el ciudadano solo busca su protección en caso de algún incidente de salud. En otras épocas había un peso similar del ramo de salud y de automóvil, y otro buen tanto del de patrimoniales. Pero esto es también reflejo de la situación que atraviesa el sector industrial y comercial del país, que han visto reducidas sus operaciones, o muchos cerraron, y debido a esto otros que tenían pólizas colectivas de salud, como beneficio de sus trabajadores, dejaron de tenerla.

El sector privado, en términos generales, ha hecho grandes esfuerzos por mantener ciertos beneficios para sus trabajadores, pero ha sido muy difícil. Llevamos muchos años de contracción económica importante, devaluaciones, hiperinflación desde 2017, y en el sector asegurador se refleja perfectamente la prosperidad o no de un país. La falta de crédito ha generado grandes dificultades y se evidencia también en que tenemos un parque automotor envejecido.

¿Cómo ha afectado la crisis al mercado asegurador?

—La Superintendencia publicó recientemente las cifras de diciembre y las estamos procesando, pues aplican la última tasa del dólar de diciembre, y dio 292 millones de bolívares. Sin embargo, cuando se aplica el promedio de la tasa por mes da 700 millones de bolívares, no somos ni 10 % de lo que éramos en el 2015. El mercado asegurador se redujo en un gran porcentaje, la cartera de clientes se vio reducida.

María Bouffard. Foto cortesía: Manuel Díaz

Retrato del seguro de salud

En 2017, siete de cada 10 personas no tenían seguro, por la hiperinflación y puede suponerse que aumenta. ¿Cuál es el porcentaje de asegurados en salud?

—Esa cifra no es fácil tenerla. Las pólizas colectivas, por ejemplo, tienen una gran cantidad de personas aseguradas. E inclusive, las pólizas individuales contratadas por una persona pueden tener tres o cuatro beneficiarios más. Si vamos a las cifras generales, consideramos que no llega a más de dos millones de personas aseguradas en salud. Pero hay otro factor, y es la cantidad de asegurados del sector público que migró hacia los fondos autoadministrados de salud. Estos los maneja el Estado, por ley desde el año 2020.

¿El monto de cobertura de los asegurados ha variado con la crisis?

—Hay montos asegurados muy modestos y otras bastante altos, hay una gran variedad. Pero eso depende de lo que ofrezcan las diferentes compañías aseguradoras, cada una tiene sus opciones y condiciones, beneficios y servicios, no hay un estándar. Cada compañía maneja su target según el producto que tiene. También hay compañías que ofrecen a sus asegurados distintas facilidades para el pago de las pólizas. No son financiamiento, sino fraccionamiento de primas, sin recargo ni intereses. Sabemos que no todo el mundo tiene para pagar. Además, hay que crear conciencia sobre la necesidad del seguro.

Pero en el seguro de salud hay conciencia porque no tienen más opciones ¿Cómo ve la demanda para 2023?

—Muy posiblemente siga incrementándose la contratación en la medida en que tenga más opciones y disponga de poder adquisitivo. Buscará siempre un método inmediato. Hacer una proyección es muy difícil, porque vemos lo que ha pasado en los últimos meses con la devaluación, aunque las pólizas en bolívares siguen existiendo.  Pero la gente busca una estabilidad y no estar actualizando pólizas por efecto de las actualizaciones cambiarias que hacen perder el valor en el tiempo de la póliza.

Periodismo en Alianza




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.