El presidente bielorruso se reúne con opositores encarcelados
/ Foto: Cortesía

En un gesto inesperado, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, se reunió el sábado durante varias horas con opositores encarcelados, incluido un excandidato a las presidenciales, en tanto que el movimiento de protesta en su contra no decae desde hace dos meses.

La presidencia bielorrusa difundió en su canal de Telegram una foto de este encuentro organizado en la prisión de los servicios especiales (KGB) en Minsk, en el que participó, especialmente, Viktor Babaryko, el que, hasta su detención en junio, fue su principal contrincante para las elecciones presidenciales del 9 de agosto.

Igualmente estuvieron presentes varios destacados opositores, así como una miembro del Consejo de Coordinación de la oposición, formado para garantizar una transición del poder. Casi todos sus dirigentes están exiliados o en la cárcel.

El presidente visitó a los opositores durante cuatro horas y media, según el canal de Telegram. “La Constitución no se escribirá en la calle”, les dijo Lukashenko, en referencia al proyecto de reforma constitucional que impulsa como su solución a la crisis.

Lukashenko “escuchará” las opiniones de los opositores

“El objetivo del presidente es escuchar las opiniones de todos. Sin embargo, el contenido de la conversación se mantiene en secreto por decisión general de los participantes”, precisó la misma fuente.

El canal de Telegram de Svetlana Tijanóvskaya, la candidata opositora en las elecciones presidenciales, anunció además que esta pudo conversar por teléfono con su marido detenido, Serguéi Tijanovski. Se trató de su primera conversación desde su detención en mayo.

Lukashenko, en el poder desde 1994, se enfrenta a un movimiento contestatario sin precedentes que estalló tras las elecciones del 9 de agosto por sospechas de fraude masivo.

El presidente fue declarado ganador con el 80% de los sufragios. Tijanóvskaya, quien se exilió en Lituania, revindica igualmente la victoria.

Desde los comicios, decenas de miles de personas salen cada domingo a las calles de Minsk para reclamar la dimisión de Lukashenko y pedir cuentas por la represión de las primeras manifestaciones poselectorales, que causaron al menos tres muertos, decenas de heridos y cientos de arrestos.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.