El Presidente de Brasil Michel Temer. (Foto EFE)
COMPARTE
El presidente brasileño, Michel Temer, revocó este jueves la orden de despliegue de tropas en Brasilia, que diera en la víspera tras violentos incidentes que dañaron edificios ministeriales en la capital.

“El Presidente de la República (…) decreta: ART 1º: la revocación del Decreto del 24 de mayo de 2017, que autoriza el recurso a las Fuerzas Armadas como garantía de la Ley y el Orden en el Distrito federal”, indicó una edición especial del Diario Oficial de la Unión colgada en internet.

El ministro de Defensa, Raúl Jungmann, explicó a periodistas que Temer también decidió que la Abogacía General del Estado inicie una investigación para determinar el daño causado por los manifestantes, que serán “identificados” para que “respondan” ante la ley, apuntó.

El presidente Michel Temer autorizó en la víspera la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de la capital hasta el próximo 31 mayo tras las manifestaciones que exigieron la renuncia del mandatario, implicado en un grave escándalo de corrupción.

El ministro de defensa de Brasil, Raul Jungmann, dijo hoy que el recurso a las Fuerzas Armadas para contener las violentas protestas de este miércoles en Brasilia fue un “gran acierto” porque la situación “se estaba saliendo de control”.

“Creo que fue un gran acierto. Lo que estábamos viendo allí era un gran pérdida de control progresiva (…) Teníamos incendios en edificios, trabajadores acorralados dentro de esos edificios, la situación se estaba saliendo de control, no sé donde iba a parar”, afirmó el ministro en una entrevista en la emisora CBN, citó Efe.

El ministro aseguró que temprano este jueves que “será evaluada de nuevo la situación en una reunión con el mandatario y en caso de que haya un ambiente de “tranquilidad” y no “exista ningún foco de resistencia” recomendarán la retirada de las tropas”.

Las concentraciones se desarrollaron de manera pacífica hasta que llegaron al Congreso, donde comenzaron una serie de incidentes violentos que posteriormente se expandieron a lo largo de la avenida en la que se concentran los ministerios, siendo algunos de ellos atacados.

“Los responsables de este tipo de vandalismo tienen que ser identificados. Hay que identificar si tienen organizaciones o son solo individuos, pero tienen que pagarlo. Es patrimonio público, pertenece al pueblo brasileño y es inaceptable. Eso no tiene nada que ver con la manifestación democrática”, apuntó Jungmann. reseño EFE

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.