COMPARTE

El jefe del Estado de Panamá, Juan Carlos Varela, denunció hoy que en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se están dando “situaciones muy delicadas” y que así se lo hizo saber a su presidente, el magistrado José Ayú Prado, a quien exigió que les ponga fin.

“El presidente de la Corte sabe de situaciones que están pasando dentro de la Corte que no están bien y fue debidamente informado directamente por mí como presidente de la República”, declaró este jueves Varela.

A Ayú Prado “le toca a investigar, sancionar, o exigir renuncias de las personas que no están actuando de la mejor manera en base a los intereses de la nación, si no, entonces le tocará a él rendir cuentas por omisión”, alertó el presidente.

Varela aseguró que se reunió con Ayú Prado “hace 15 días” para hablar de esas “situaciones muy delicadas”, de las que no entró en detalles en sus declaraciones a los periodistas.

“Yo le comuniqué al presidente de la Corte” Suprema de las supuestas situaciones irregulares “y no por este fallo de ayer y él lo sabe, y él está claro y verá qué va a hacer”, aclaró el gobernante.

Las declaraciones de Varela se dan después de que la prensa local difundió el miércoles un fallo de la Corte Suprema de Justicia, que fue redactado hace meses pero que aún no había sido notificado oficialmente, que anula un caso de corrupción relacionado con la compra de unos radares italianos durante el pasado Gobierno.

“Hay informaciones de que la misma persona que anuló este caso (la magistrada Ángela Russo, que fue la encargada de redactar el fallo) tiene intenciones de anular otros casos de un perfil alto sin ni siquiera llevar estos a audiencia (juicio)”, afirmó Varela.

El presidente además aseguró que usará las facultades que le da la Constitución “para designar a dos nuevos magistrados” del Supremo que escogerá de entre profesionales panameños con la esperanza de que “hagan cumplir las leyes” del país.

Si estos magistrados “no actúan bien, llevo yo una responsabilidad directa por hacer la designación”, comentó.

Varela habló de la necesidad de que la Corte Suprema “avance a exigir transparencia”, para dejar atrás “todo este tema que se habla de ocho jueces que están pidiendo sean investigados por vender fallos, que se habla de amiguismo, de tráfico de influencias”, añadió.

Las acusaciones de Varela coinciden también con la denuncia pública que hizo el martes la fiscal general de Panamá, Kenia Porcell, de supuestas amenazas a los fiscales que investigan casos de corrupción de alto perfil.

El mandatario ha insistido en que el Ministerio Público está haciendo bien su trabajo y que son los jueces los que no siempre están actuando “de acuerdo a los mejores intereses de la nación”.

“El pueblo panameño, que en este momento yo como presidente constitucional represento, se merece que se den las audiencias y que en las audiencias se defina inocencia o culpabilidad”, sostuvo este jueves Varela.

Porcell aseguró el martes en un vídeo que los fiscales que investigan sonados casos de corrupción son objeto de amenazas e intimidaciones por parte de “poderes económicos, políticos, empresariales, mediáticos y de bancos”, que buscan que las investigaciones no se concluyan y se archiven los procesos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.