Foto: Armando Díaz
COMPARTE

Cerca de 10 horas estuvo el cuerpo de un hombre de 41 años, al otro lado del portón de una casa en la urbanización La Trigaleña, en el norte de Valencia. Al parecer era un ladrón que murió al tocar el cerco eléctrico y golpearse contra el suelo.

Los vecinos de la calle Los Caobos con 6ta avenida, escucharon a las 11:55 p.m. alrededor de seis detonaciones. La mayoría se resguardó en sus hogares y esperaron al día siguiente. Pensaron que eran uno de los tantos tiroteos que se escuchan en la zona y por eso no se alarmaron tanto, expresó María Lizarraga, una de las presentes.

Esquina en donde ocurrió el suceso. Foto: Armando Díaz.

En la mañana del martes los vecinos observaron al fallecido. Vestía una franela azul, unos jeans y zapatos de goma. Varios de los presentes reconocieron al hombre quien solía hurgar en la basura.

Lizarraga junto a otras mujeres explicaron que los que revisan los desperdicios son los mismos que avisan para que roben en la casas. En esa calle cerca de 10 viviendas ya han sido atacadas por la delincuencia.

Calle Los Caobos. La casa amarilla, donde murió el hombre.

Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) presumen que la causa de muerte pudo ser que se electrocutó cuando alguien disparó para ahuyentarlo. Sin embargo, al escuchar las detonaciones se asustó y tocó el tendido, lo que le ocasionó un choque eléctrico que lo hizo caer dentro de la vivienda y morir.

El cuerpo no presentaba heridas abiertas. Los vecinos además denunciaron que los cuerpos policiales no hacen su trabajo como debe ser. La falta de patrullaje y de funcionarios visibles aumentan las probabilidades de un robo u homicidio. Al lugar llegó la Policía de Carabobo y el Cicpc.

Sobre la alfombra de hojas se encontraba el cadáver.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.