Los partidos Movimiento al Socialismo (MAS); Avanzada Progresista (AP); Soluciones y Cambiemos anunciaron que conformarán junto al régimen de Nicolás Maduro una nueva mesa nacional de negociación y diálogo.

Ente los acuerdos parciales que ya se tomaron en dicha instancia se tiene la reincorporación a la Asamblea Nacional la fracción parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus fracciones aliadas; la conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral; exhortar al sistema de justicia acordar medidas de sustitución de privación de libertad “en aquellos casos en los que el ordenamiento jurídico venezolano así lo permita”; la defensa sobre la Guayana Esequiba; el rechazo a la aplicación de sanciones económicas y exigir el inmediato levantamiento de las mismas; así como la instrumentación de un programa de intercambio de petróleo por alimento, medicamentos e insumos.

“Hemos concertado voluntades, renunciado a posiciones para construir, unir y sumar”, aseguró Timoteo Zambrano (Cambiemos).

Desde la Casa Amarilla, sede de la Cancillería, Zambrano agradeció “a los colegas del gobierno”, encabezados por Delcy Rodríguez y Jorge Rodríguez.

Dijo que comparecía con “sentido de responsabilidad pensando en las necesidades de los venezolanos” que quieren que se imponga la paz mediante la política.

“Damos inicio a un proceso constitutivo de una mesa nacional por Venezuela, sus instituciones, su democracia, la libertad de todos y la paz como afán supremo. El fin debe ser una Venezuela de todos no de una parte frente a la otra”, aseveró Zambrano.

Aseguró que se “revelan” frente al odio y la ira por lo que sabe que deberán asumir un “costo” político significativo.

Además de Zambrano, estuvieron presentes Felipe Mujica, por el MAS; Claudio Fermín, por Soluciones y Luis Augusto Romero, por Avanzada Progresista.

Mensaje

El ministro de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, leyó un mensaje de Nicolás Maduro a los venezolanos y la comunidad internacional en el que el mandatario asegura la disposición de su gobierno para para mantener la disposición a conversar y llegar a convenios en la búsqueda de la paz de la nación.

“Queremos que sepan todos los factores políticos, sociales, económicos de Venezuela y que lo sepa el mundo entero a través de los representantes diplomáticos aquí presentes que lleven a sus países nuestra disposición absoluta para mantener abiertas todas las puertas para el diálogo, la negociación, el acuerdo y la paz”, expresó el portavoz del Ejecutivo.

En el mensaje, el régimen asegura lo siguiente: “No hemos cerrado ni cerraremos ninguna puerta para resolver entre venezolanos los asuntos que solo conciernen a los venezolanos”.

Rodríguez aseguró que está en plena evolución el proceso de consecución de los acuerdos y enfatizó que hay una invitación a todos los que se quieran incorporar a esta negociación.

Acuerdo

El convenio suscrito en la sede de la Cancillería establece la incorporación a la Asamblea Nacional (AN-Parlamento) de la fracción parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus fracciones aliadas y antender con la prontitud y la urgencia del caso, la nueva conformación del Consejo Nacional Electora y las garantías electorales que deben acompañar los procesos de votación.

De igual manera, se exhortará al sistema de justicia, mediante la Comisión de la Verdad, que acuerde medidas de sustitución de privación de libertad en aquellos casos en los que el ordenamiento jurídico venezolano así lo permita.

Se reafirma y defiende así mismo los históricos y legítimos derechos de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, y se rechaza la aplicación de sanciones económicas contra el país, además de que se exige el inmediato levantamiento de las mismas.

Engañados

De acuerdo con algunos de los presentes en el acto, varios de los embajadores invitados a la firma del acuerdo se marcharon del recinto en plena actividad, en abierto desacuerdo a la instalación de una mesa de diálogo que no es respaldada por los partidos mayoritarios de la oposición.

Según las fuentes, los embajadores habrían sido “emboscados” pues fueron convocados a la Casa Amarilla, sede de la Concillería, para otra actividad, por lo que decidieron marcharse una vez conocido el verdadero motivo del llamado.

Los representantes de Alemania, España y Francia estuvieron entre los que abandonaron la sede diplomática.

Con información de Tal Cual




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.