combustible
(Foto Archivo El Carabobeño)

El camino hacia la reactivación de la Refinería El Palito (REP), que estuvo inoperativa desde 2017, ha estado marcado por la inconsistencia en la producción de combustible. En cinco meses, desde el 14 de abril de este año cuando Pdvsa retomó las operaciones de la planta destiladora de crudo y posteriormente la de craqueo catalítico fluidizado (FCC), la REP ha sido paralizada en al menos cinco ocasiones debido a múltiples fallas.

Para el director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), Eudis Girot, la escasez de combustible en el país es “dramática”, ya que ninguno de los complejos de refinación de Pdvsa están produciendo ni una gota de gasolina o diésel. “La poca gasolina que está llegando a Caracas estaba almacenada en los tanques de El Palito”, dijo en referencia a los 60 mil barriles que arribaron a la capital recientemente.

Girot informó que la refinería carabobeña quedó nuevamente inoperativa este lunes 14 de septiembre, luego de haber sido reactivada dos días antes. Se conoció que el sábado 12 de septiembre se habría registrado una  falla vinculada al suministro de energía eléctrica que, al parecer, ocasionó el cese de operaciones. Esto se han convertido en un patrón: reactivan y paralizan las operaciones constantemente.

Previamente, entre julio y agosto la REP estuvo completamente paralizada durante al menos 13 días debido a fugas reportadas el 21 de julio en la planta destiladora de crudo y en la de FCC, tras un intento de aumentar la producción de combustible. Ambientalistas presumen que estas fugas pudieran ser el origen del derrame de hidrocarburo que afectó los frágiles ecosistemas del Parque Nacional Morrocoy y el Golfo Triste, en Falcón.

Las reiteradas suspensiones de la producción se deben a que la REP no cuenta con servicios industriales de electricidad y vapor estables, así como tampoco con confiabilidad en los procesos estructurales para su funcionamiento, explicó el dirigente sindical. Es por eso que Pdvsa se ha mantenido produciendo alrededor de 30 mil barriles diarios de gasolina en Carabobo, pero de “manera inconsistente”.

El vocero de la Futpv fue enfático al advertir que existe un problema “mucho más grave” que las fallas estructurales de las plantas de la REP: los trabajadores se están enfermando y están muriendo debido a que no les garantizan los implementos de seguridad personal para protegerse de los gases tóxicos que emanan las plantas y tampoco les ofrecen asistencia médica.

Al menos tres trabajadores de El Palito fallecieron con sintomatología de COVID-19, mientras que otros seis fueron reportados como casos positivos hasta el 1° de septiembre, aseguró el coordinador nacional de la Columna de Trabajadores Petroleros y dirigente sindical de la REP, Horacio Silva.

En el área de Servicios Industriales de la REP existe un foco de contagio que se generó debido a la falta de mecanismos de prevención y dotación de equipos de protección personal a los operadores, denunció Silva. El primero de los tres fallecidos pertenecía a esta área, así como también la mayoría del grupo de trabajadores que habrían resultado positivos por COVID-19.

Otras refinerías paradas

Girot señaló que las refinerías de Puerto La Cruz, en Anzoátegui, y las del Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), en Falcón, que es el segundo más grande del mundo y está integrado por Amuay y Cardón, se encuentran en las mismas condiciones operativas que El Palito: sin producir ni una gota de combustible.

“La refinería de Cardón venía produciendo 27 mil barriles diarios de gasolina de manera segura”, resaltó el sindicalista petrolero. “Pero por una decisión de la junta directiva de Pdvsa dieron la orden de forzar la planta para llevar la producción a 50 mil barriles. Eso produjo un diferencial de temperatura que dañó el reactor interno y  ahora estará fuera de servicio por 45 días”.

No ha llegado gasolina

Sobre la supuesta llegada de combustible al puerto de Jose, en el oriente del país, aclaró que se trata de una estrategia de propaganda para generar expectativas en la población. “Yo quiero salirle al paso a un vídeo que está circulando que dice que al estado Anzoátegui llegó un millón de barriles de gasolina. Eso es totalmente falso (…) en Anzoátegui no se descargó gasolina”.

Según la agencia Bloomberg, el buque petrolero con bandera de Irán descargó alrededor de dos millones de barriles de condensado de South Pars  el sábado 12 de septiembre. “La carga probablemente será utilizada por Pdvsa para mezclarse con el crudo similar al alquitrán de Venezuela y ayudar a apuntalar la producción en la faja petrolera del Orinoco”, dice la nota.

Sin embargo, se espera la llegada de tres de los cinco buques iraníes que despacharon gasolina al país entre mayo y junio: Forest, Fortune y Faxon. El sitio web de rastreo marítimo Tanker Trackers reveló que tienen como destino Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.