El río Chama sigue desbordado en el Sur del Lago. (Foto: cortesía Ender Márquez y El Pitazo)

Debido a las lluvias, que causaron la ruptura del dique de contención del río Chama, gran parte de las cosechas agrícolas de la parroquia Urribarrí, en el municipio Colón, estado Zulia, se arruinaron y en la zona, tanto las familias como los cultivadores de plátano, permanecen vulnerables luego de diez días del desborde incontrolado del afluente por el punto crítico de La Pelota.

Los plataneros y residentes siguen sumergidos entre charcos de agua estancada y el lodo que quedó esparcido tras la inundación. Los agricultores afirmaron que evalúan presupuestos para agilizar labores hidráulicas encaminadas a encauzar el río Chama, cuyo caudal drenó por dos aberturas. Una de ellas supera los 150 metros de longitud. También un puente por poco es arrastrado.

Juan Araujo, uno de los afectados, aseguró que las soluciones las deben iniciar por cuenta propia, para no seguir perdiendo las inversiones de toda una vida.

Debemos esperar que una comisión técnica evalúe el comportamiento del río, dijo este jueves 19 de noviembre a El Pitazo.

En la zona, otros afectados comentaron que deben permanecer en refugios o en sus casas a la espera de atenciones. La prioridad en la zona es la atención en materia hidráulica.

En la zona arrasada ameritan construir escolleras y una ejecución técnica que podría tardar meses y que involucra maquinaria pesada, combustible, movilización de equipos, rolas o tubos de perforación, a fin de sellar el paso del cuerpo de agua dulce que arrastra sedimentos y hace añicos el aparato productivo.

Vivir en Urribarrí es una decisión titánica porque allí la naturaleza es inmisericorde y no se han ejecutado planes preventivos o se ha direccionado con firmeza el tema de la siembra en los muros por parte de las autoridades.

“Llevamos más de dos años con inundaciones”, comentó Audio Vera el pasado 9 de noviembre cuando el río inundó su casa y las plantaciones.

Otros lugareños que debido las continuas lluvias, el agua pasa por encima de la carretera en el tramo entre Mosioco y 4 Esquinas, lo que vulnera un puente cajón y la capa asfáltica. Incluso ha llegado a sectores residenciales de Puerto Concha, donde por efectos de la anegadiza se hace necesaria la pronta atención.

Según cifras oficiales, al menos 397 personas resultaron damnificados y permanecen en cuatro refugios, mientras que 2.612 personas se contabilizaron por las autoridades como afectadas en 11 sectores y 6.500 hectáreas según el gobierno, se perdieron por la inundación.

Los productores sin embargo indicaron que el territorio bajo agua es mucho mayor y ante la emergencia sus últimos días se les ha visto carretear sobre hombros, a nado, en embarcaciones u objetos de plástico y madera, los pocos racimos que logran salvar de entre la debacle ocurrida en medio de una pandemia letal que afecta a quienes portan la COVID-19.

Con información de El Pitazo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.