Foto referencial.

Un programa de la Unión Europea (UE) financiado con 18 millones de euros y que se firmará en breve apoyará a Cuba en el desarrollo de energías renovables y la eficiencia, dentro del empeño de la isla en cambiar su matriz energética y reducir la dependencia de los combustibles para 2030.

Se trata del primer convenio de financiación que va a firmar el bloque europeo con el país caribeño y el programa será coordinado por Cuba, “un paso necesario desde hace mucho tiempo para la cooperación”, señaló hoy en una rueda de prensa el jefe de la cooperación de la UE en la isla, el español Juan Garay.

El Programa de Apoyo al Sector de la Energía en Cuba, que ya fue avanzado este mes durante la visita a la isla de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, comenzará su ejecución este año, tendrá 60 meses de duración y será coordinado por el Ministerio cubano de Energía y Minas (Minem).

La iniciativa busca, según la documentación difundida hoy, fortalecer a las instituciones cubanas en la divulgación, aplicación y supervisión de la nueva política energética, así como aumentar el papel de las universidades y centros de investigación en este escenario.

También pretende facilitar la inversión extranjera en los sectores de energías renovables y eficiencia energética, aumentar las posibilidades de acceso a fondos de cooperación internacional y contribuir al desarrollo local mediante el acceso de comunidades rurales a las fuentes renovables.

“El cambio climático es el principal desafío global del siglo XXI”, señaló Garay, quien recordó que entre las repercusiones de este fenómeno figuran los cada vez más frecuentes desastres naturales de los que Cuba “es testigo”.

Mientras, el director de Energías Renovables del Minem, Rossel Guerra, destacó el “enorme esfuerzo” del país para cambiar su matriz energética y consideró que el apoyo de la UE es “fundamental” por la amplia experiencia de muchos de sus países en este ámbito.

“El camino de Cuba es el sol. Independencia energética es independencia nacional”, sostuvo el funcionario.

La isla tiene en el abastecimiento de combustible uno de sus principales retos y busca reducir su dependencia energética del crudo subsidiado de Venezuela, un suministro que en los últimos dos años se ha debilitado considerablemente por la crisis económica en el país suramericano y la caída de los precios del petróleo.

Se estima que en estos momentos la isla recibe 55 mil barriles diarios de su principal socio frente a los más de 100 mil que llegó a recibir en los mejores momentos del acuerdo de cooperación firmado por los dos países en 2003.

En este momento, según datos oficiales difundidos en diciembre de 2017, las renovables aportan 87,5 megavatios al sistema eléctrico nacional, aunque para este año se espera alcanzar los 283.

El objetivo para 2030 es que las energías renovables sumen al sistema 2.334 megavatios, de los que 872 procederán de 25 centrales bioeléctricas; 700, de energía solar fotovoltaica; 656, de 14 parques eólicos y los restantes 106 de pequeñas centrales hidroeléctricas (74) y plantas de biogás industrial (531).

Todos estos proyectos de energía “limpia” requieren en torno a cuatro mil millones de dólares de inversión, de los que más de la mitad ya está garantizada mediante inversión extranjera directa y créditos bancarios internacionales, indicó Guerra, quien precisó que “un grupo significativo de inversiones aún no han salido al mercado”.

También se promueven alternativas como la instalación de calentadores solares, la sustitución de millones de bombillas tradicionales por luces LED o la venta de cocinas de inducción.

Una vez implementado todo el programa de renovables, la previsión es que Cuba dejará de emitir anualmente a la atmósfera alrededor de seis millones de toneladas de CO2.

Además del programa de apoyo, la UE impulsa un foro de energía sostenible que se celebrará en La Habana los próximos 30 y 31 de enero, en el marco de la feria Energías Renovables Cuba, que se celebra por primera vez y a la que acudirán empresas de 16 países.

En las sesiones técnicas del foro participarán más de cien expertos internacionales y representantes institucionales, entre ellos el director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea (CE), Stefano Manservisi.

“Esperamos que el foro tenga resultados concretos y prácticos”, agregó el director de Energías Renovables del Minem, quien confió en “aprovechar al máximo” el conocimiento de los asistentes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.