Pozos de agua
(Foto: Cortesía)

Una casa o apartamento que cuente con pozo de agua es una de las mejores ofertas en el mercado inmobiliario de Carabobo. Es un valor agregado que hasta aumenta el precio de la vivienda. La razón es sencilla: Las fallas del servicio que ya son de vieja data y que no se han resuelto.

La proliferación de pozos de agua privados en la gran Valencia es indetenible. “Ante la incompetencia y disposición del gobierno en atender y resolver el ingente problema, los usuarios organizados han procedido a la perforación de pozos, con sus propios recursos”, indicó el representante de la Comisión de Agua del Centro de Ingenieros de Carabobo, Luis Fernando Arocha.

Y lo más grave es que es una práctica que se realiza violando todas las normas establecidas al respecto, con lo que el riesgo de que los acuíferos se sequen, es cada vez mayor.

Las aguas subterráneas constituyen una de las principales fuentes para atender los requerimientos de un sistema de abastecimiento, pero su explotación debe ser siempre menor a la capacidad de recarga del acuífero a explotar.

“Su explotación y su uso debe ser racional y todo se establece en la Ley Orgánica de Agua, siendo el Ministerio del Ambiente, conjuntamente con la Guardia Nacional Ambiental, el organismo responsable del estricto cumplimiento de la ley. Y es notorio en todo el país que no se respeta lo tipificado en la legislación, tanto por los organismos estatales, como por quienes ejecutan la explotación de pozos de agua”.

pozos de agua
Luis Fernando Arocha, integrante de la Comisión de Agua del Centro de Ingenieros de Carabobo
(Foto Dayrí Blanco)

Una solución que podría causar una crisis de agua mayor

Las normas y requisitos para la perforación de pozos de agua para el abastecimiento humano son claras. Establecen que debe realizarse un estudio geofísico del sector, determinarse la ubicación de pozos existentes en la zona de manera de respetar la distancia mínima entre pozos, que es de 200 metros, y eso es algo que no se cumple.

La consecuencia es la interferencia de los conos de abatimiento entre pozos, que causa la sobreexplotación del acuífero.

También se tiene que realizar el análisis físico, químico, bacteriológico y microbiológico de las aguas para determinar si son aptas para el consumo humano, determinar el caudal de producción o aforo del pozo, “y otro tanto de requisitos administrativos y muchos se violan. Tal actividad, puede llegar a causar el secamiento del acuífero y su recarga puede llevar hasta centenarios años e incluso, la perdida absoluta de esa fuente de agua subterránea”.

El drama del agua en Carabobo

La crisis del suministro de este servicio en Carabobo no es nueva. En este Día Mundial del Agua, que se celebra cada 22 de marzo con el objetivo de que se tomen medidas urgentes para hacer frente a los problemas de abastecimiento de este recurso insustituible, el drama sigue acrecentándose.

La proliferación de la perforación de los pozos de agua podría convertirse en un problema más, tras ser tomada como la solución de muchos ante lo que es responsabilidad del Ejecutivo Nacional, pero que no ejecutó ninguna de las obras planteadas para el control del nivel de las aguas del Lago de Valencia.

“Todo se agudizó cuando en 2007 se tomó la decisión de trasvasar seis mil litros por segundo las aguas de calidad objetables, del lago hacia el embalse de Pao Cachinche, iniciando así, el proceso de contaminación de las aguas del embalse, el cual constituye el reservorio fundamental  de abastecimiento del Sistema Regional del Centro 1, que surte a Valencia, Naguanagua y Libertador”.

Por esa medida, la Planta Potabilizadora Alejo Zuloaga, con capacidad de procesar ocho mil litros por segundo, suficientes para cubrir las necesidades de dos millones 750 mil habitantes, no está en capacidad de potabilizar el tipo de agua de Cachinche y, por eso, solo procesa entre dos mil 500 a tres mil litros por segundo, lo que es igual al suministro de un tercio de la población.

Esa situación ha llevado a Hidrocentro a prestar el deficitario volumen, bajo el esquema de racionamiento por sectorización, y a los carabobeños a buscar soluciones como la perforación de pozos de agua.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.