Manifestación en la estación de servicio de Paramacay. (Foto: Carolina González)

La protesta surgió nuevamente. En la estación de servicio Paramacay, en la avenida Universidad de Naguanagua, conductores se quejaron porque a pesar de ser dolarizada deben permanecer más de 24 horas para lograr el cometido. Las denuncias son varias y todas están vinculadas a los pocos litros que finalmente salen de la bomba hacia los tanques de quienes no pueden pagar un precio más alto que los 0,50 dólares que cuesta el litro.

Natalia Rodríguez, una de los manifestantes, contó que la gandola llegó de madrugada. Según el encargado de la bomba, surtió 13 mil litros. Pero de la cola donde ella estaba desde las 7:00 de la mañana del día anterior solo pasaron 50 carros. “¿Dónde está el resto de los litros que trajo la gandola?, ¿se acabaron los 13 mil litros que tenía la estación en solo 50 carros?.

Rodríguez explicó que en la cola hay niños y personas de la tercera edad, quienes soportaron lluvias torrenciales y esperaron su turno para obtener gasolina. “El representante de la estación fijó un cono hasta el carro número 50 y hasta ahí se repartió el carburante.

La denunciante aseguró que existe una cola paralela que se forma en la avenida Universidad, frente al centro comercial La Granja. “Allí está la gente que paga más, ellos tienen tickets pese a que no han hecho la cola. Ellos sí pudieron abastecer sus vehículos. Los de la bomba están esperando a que nos vayamos para meter a gente de aquel lado”.

“Le exigimos al encargado de la bomba que demuestre que se acabó la gasolina. Que mida y si es verdad que no hay nos vamos, pero sabemos que ahí hay gasolina, porque no pueden haberse acabado 13 litros en tan solo 50 carros. Ni surtiendo carros con capacidad para 100 litros se pudo haber acabado esa cantidad de combustible”.

“Somos una vergüenza a nivel mundial”

Lisbeth también denunció. Para ella  es una falta de respeto que estén haciendo colas durante varios días para obtener combustible a precio internacional. “Esto va más allá de política, es inhumano. Esto no se le puede hacer a un país en donde la mayoría de los ciudadanos ganan un sueldo mínimo. Es una falta de respeto”.

Ella pidió al gobernador Rafael Lacava que se acerque a las bombas. A Maduro también le recomendó que se de una vueltica por las estaciones de servicio de este país petrolero. “Da vergüenza aquí y afuera, que siendo un país petrolero estemos pasando por esta situación. No se justifica. Hemos sido un pueblo pacífico, hemos aguantado miles de colas, ¿Hasta cuándo?”.

Se acabó la gasolina

Conseguir la versión oficial es difícil, más aún cuando se trata de una estación de servicio manejada por militares. No obstante, trascendió que efectivamente la gandola despachó 13 mil litros, pero que todos se vendieron. “No tiene sentido tener gasolina guardada si igual tenemos que pagarle a Pdvsa los litros despachados”

También fue negada la denuncia sobre una cola paralela. “Lo que sucede es que hay gente que se colea en algún momento y la logística no nos dá para evitarlo”.

Medir los tanques para saber cuánta gasolina queda no es una opción que se maneje en la estación de servicio. “Siempre va a haber gente que diga que eso no es verdad y que estamos midiendo mal”.

Todo este problema fue atribuido a la situación país y al bloqueo impuesto por Estados Unidos. “Sino, tendríamos gasolina permanentemente”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.