Foto EFE
Decenas de miles de personas participaron este sábado en la veintena de manifestaciones del primero de mayo de Berlín, más marcadas por las medidas de seguridad por la pandemia que por las protestas de colectivos negacionistas contra las restricciones.

La policía de la capital estuvo toda el día en estado de alerta y desplegó unos 5 mil agentes por las calles, para controlar que se cumpliesen las medidas de seguridad por el coronavirus e intervenir cuando comenzaron los actos violentos.

La situación, que durante gran parte de la jornada fue “relativamente tranquila”, según el portavoz de la Policía de Berlín Thilo Cablitz, se tornó violenta al final de la tarde, durante la manifestación revolucionaria que arrancó pasadas las 17.00 hora local (15.00 GMT).

Grupos dentro de la protesta encendieron material pirotécnico, quemaron contenedores y lanzaron botellas y piedras a la policía, que respondió con gas lacrimógeno y varias detenciones. Al menos tres agentes resultaron heridos, según el diario “Welt”.

Cablitz reseñó además la suspensión -sin mayores consecuencias- de la principal protesta contra las restricciones por el incumplimiento de las medidas de distanciamiento, una convocatoria del movimiento “Querdenker”, negacionistas de la pandemia, que había reunido a unos 250 simpatizantes.

Los tradicionales festivales en calles y parques, con casetas, comida y actuaciones musicales, no tuvieron lugar, por segundo año consecutivo. La pandemia obligó a tirar de imaginación a los convocantes para poder sacar a la calle sus reivindicaciones cumpliendo con las restricciones.

En Berlín unas 10.000 personas participaron en las marchas ciclistas por Berlín y en algunas ciudades se organizaron autocines para asistir a mítines virtuales.

Los sindicatos, en una versión reducida de sus tradicionales concentraciones y una serie de actuaciones retransmitida en directo por internet, centraron este año su mensaje en la “solidaridad” entre trabajadores durante la pandemia y después.

El presidente de la Federación Alemana de Sindicatos (DGB), Reiner Hoffmann, reconoció en la convocatoria principal en Hamburgo que la solidaridad ha permitido “evitar lo peor” en la pandemia, pero advirtió de que la crisis está provocando “enormes consecuencias sociales y económicas”.

En Berlín, el presidente de las secciones de minería, química y energía del sindicato IG, Michael Vassiliadis, advirtió que la pandemia está afectando especialmente “a los más débiles” y exigió subir los impuestos a los más ricos.

MENSAJES ELECTORALES

La jornada tuvo asimismo un evidente relieve electoral, debido a la proximidad de los comicios generales del 26 de septiembre, que se mantienen envueltos en una gran incertidumbre por la marcha de la canciller Angela Merkel y el descenso en las encuestas de su bloque conservador, que en algunos sondeos cae incluso por debajo de Los Verdes.

El candidato conservador a la Cancillería, Armin Laschet, pidió “reconocimiento” para los trabajos “precarios” y “mal pagados”, mientras la líder verde, Annalena Baerbock, exigió “salarios justos” y la equiparación entre el este y el oeste.

“Solidaridad significa no sólo un salario adecuado, sino también buenas condiciones laborales. En todos los sectores”, afirmó.

Tanto Baerbock como el candidato socialdemócrata, Olaf Scholz, abogaron por elevar el salario mínimo interprofesionales hasta los 12 euros la hora, lejos de los actuales 9,50 euros. Scholz, ministro de Finanzas de Merkel, pidió además un “reparto justo de las cargas”.

La ultraderecha también convocó varios actos por toda Alemania en el primero de mayo, pero con escaso éxito. La tradicional marcha de “Tercera vía” en Plauen (este) apenas reunión a 50 personas, mientras que sólo 230 secundaron la convocatoria del partido neonazi Partido Nacionaldemocrático de Alemania (NPD) en Greifswald (noreste).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.