Las protestas vuelven a llenar las calles de Birmania con un aplauso masivo
/ Foto: Reuters

Las protestas en Birmania contra la junta militar continuaron este lunes a pesar de la brutal represión y tuvieron su colofón en un aplauso masivo de cinco minutos en honor a los jóvenes y las guerrillas étnicas por su oposición al golpe de Estado del 1 de febrero.

Una de las movilizaciones más concurridas del día se produjo en Mandalay, la segunda ciudad del país, donde cientos de jóvenes y estudiantes salieron a la calle, algunos de ellos protegidos con cascos y chalecos antibala para protegerse de los disparos indiscriminados de las fuerzas de seguridad.

En Rangún, la antigua capital, más de un centenar de personas vestidas de negro celebraron una sentada en recuerdo de las víctimas cuyas fotos, junto a globos y flores, portaban en las manos.

A pesar de que las muertes por la represión son ya 564, según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos de Birmania, cientos de personas se manifestaron también en otras ciudades, Mogok, Sagain, Bago, Tangse y Namti.

Las protestas culminaron a las cinco de la tarde, cuando miles de personas de todo el país aplaudieron desde sus ventanas y balcones a los jóvenes que se juegan la vida en las protestas y a las guerrillas étnicas, que han mostrado en los últimos días su oposición a la junta militar.

“Felicidades a las juventudes de defensa de la generación Z que están luchando en toda Birmania, incluidas las fuerzas étnicas revolucionarias que están luchando en nuestro nombre”, afirmó en las redes sociales la política disidente Ei Thinzar Maung.

Apoyo de las guerrillas

Las guerrillas étnicas han cobrado mayor protagonismo en las últimas semanas y diez de ellas, firmantes en 2015 del alto el fuego con el Ejército de Birmania expresaron su apoyo al movimiento democrático en un comunicado conjunto publicado anoche.

Los grupos rebeldes demandaron al mando castrense “el inmediato cese de las violaciones masivas tales como disparar y matar civiles desarmados” y “la liberación inmediata y sin condiciones de todas las personas detenidas”, entre ellos la depuesta líder Aung San Suu Kyi.

Entre estas guerrillas se encuentra el Ejército de Liberación Nacional Karen, que controla una serie de territorios orientales colindantes con la frontera con Tailandia y que han sido atacados recientemente por el Tatmadaw (como se conoce al Ejército birmano).

Las diez guerrillas, cuyos representantes mantuvieron una reunión durante este fin de semana mediante videoconferencia, también acogieron con gratitud la simbólica “abolición de la Constitución de 2008” por parte de un grupo de parlamentarios electos que se autodenomina “gobierno legítimo” de Birmania.

A estos diez grupos se suman tres de los principales grupos étnicos armados -Ejército de Arakan (AA), el Ejército de Liberación Nacional Taang y el Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Myanmar-, que hace una semana dieron un ultimátum a la junta para parar la violencia.

Reunión de la Asean

En el plano internacional, Brunei, que preside este año la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), apoyó la celebración extraordinaria de una reunión de los diez países miembros de la organización en Yakarta para tratar la situación en Birmania.

En un comunicado conjunto con Malasia, Brunei indicó que ambos países han pedido a los ministerios encargados que comiencen “los preparativos necesarios para la reunión que se celebrará en la secretaría de la ASEAN en Yakarta, Indonesia”.

La disidencia contra la junta militar recibió hoy el apoyo de Transnación, una coalición de 45 organizaciones artísticas de todo el mundo, que pidió a Naciones Unidas, a la ASEAN y a la comunidad internacional “que intervenga para poner fin inmediato a la violencia perpetrada por el gobierno militar de Birmania”.

Vídeo viral sobre Suu Kyi

A las 564 muertes registradas hasta el momento se suman al menos 2.667 detenidos, entre los que pueden figurar pronto unos 60 de artistas, entre ellos, actores y cantantes, contra los que se han emitido órdenes de arresto por publicar mensajes de apoyo en favor del movimiento de desobediencia civil.

Entre los detenidos figura la depuesta líder y premio nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, en arresto domiciliario desde febrero, y a quien un portavoz de la junta militar calificó de “estúpida” en un vídeo viral extraído de una entrevista aún no publicada del canal estadounidense CNN.

En el vídeo, la periodista Clarissa Ward, a la que se le ha permitido viajar a Birmania, le pregunta al portavoz qué cree que el general Aung San, padre de Suu Kyi y cuyo retrato preside la habitación donde se realiza la entrevista, pensaría de la actual situación en el país.

“Él diría: ‘Mi hija es estúpida'”, aseguró Zaw Min TunHe durante la entrevista.

La sorpresa por la respuesta de la periodista, que le pide al traductor que la repita, ha generado decenas de memes en las redes hoy en Birmania.

A “La Dama”, como se conoce popularmente a Suu Kyi, se le está juzgando en un tribunal de la capital, Naypyidó, acusada de varios delitos como importación ilegal de walkie talkies o violar la Ley de Secretos Oficiales.

Aung San, héroe de la nación, resultó asesinado por rivales políticos pocos meses antes de que Birmania obtuviese en enero de 1948 su independencia, que él había negociado con los británicos.

El Ejército justifica el golpe de hace dos meses por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, considerados legítimos por los observadores internacionales. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.