Deyalitza Aray.(Foto archivo)

Al pronunciarse sobre los anuncios hechos por el presidente Maduro en material salarial, la dirigente de Proyecto Venezuela, Deyalitza Aray, dijo que el estrangulamiento de los beneficios laborales y la desaparición casi definitiva del salario mínimo se materializa como política de Estado.

A su modo de ver, esos anuncios son una burla que pone en jaque a la clase trabajadora venezolana, y demuestra la práctica que ha hecho durante todo su gobierno el presidente, acabando con el aparato productivo del país y dejando sin empleo, a miles y miles de venezolanos.

En nombre de Proyecto Venezuela, Aray se solidarizó con los trabajadores, al tiempo que manifestó su rechazo a las medidas anunciadas, las cuales consideró un engaño a las aspiraciones legítimas de los trabajadores, por las que han venido manifestándose de manera pacífica y contundente a lo largo y ancho del territorio nacional.

“En Proyecto Venezuela rechazamos categóricamente esta medida, y además nos solidarizamos con todos los trabajadores venezolanos que de manera pacífica,  responsable pero firme, han estado durante meses, exigiendo en la calle lo que legítimamente les corresponde, un salario digno”, subrayó.

Indicó que en un país donde la corrupción, el abuso de los recursos, y el abuso del poder del Estado se han puesto por encima de los intereses de los trabajadores, de la familia, y del presupuesto real para la sobrevivencia de todos los ciudadanos, ahora el gobierno le asesta este duro golpe a los trabajadores, lo que se constituye en un hecho único en el mundo, que representa un jaque mate a las aspiraciones de los venezolanos.

Subrayó que los gremios y organizaciones laborales reclaman justas reivindicaciones, sus beneficios sociales y un salario digno acorde con lo que representa hoy el costo de la canasta alimentaria y lo que significa intentar superar la crisis compleja que atraviesa el país, como consecuencia de las nefastas políticas que ha aplicado el llamado socialismo del siglo XXI, que acabó con el aparato productivo, destruyó  la industria petrolera, y ahora acaba con los beneficios laborales de los trabajadores.

Aray ratificó que continuarán en la lucha y seguirán acompañando a los  trabajadores venezolanos, a sus líderes y  a todos los representantes gremiales y sindicales que están conscientes de la urgente necesidad del cambio de este modelo económico, y que no renuncian a exigir lo que por ley les corresponde.

“El salario digno no es un capricho, no es una imposición, es un derecho que los trabajadores han defendido durante años, y en Proyecto Venezuela seguiremos acompañando hasta que se logre el objetivo final, que no es otro que el cambio de modelo político y económico que hoy tiene Venezuela”.

 

Con nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.