Carlos Correa Puerto Rico Clásico Mundial
Carlos Correa volvió a mostrar su calidad ofensiva para guiar a los boricuas con cuadrangular./Foto: EFE
COMPARTE

Puerto Rico se clasificó a la segunda ronda del Clásico Mundial de béisbol de 2017 invicto y con tres victorias tras vencer 9-3 a Italia el domingo en su partido del Grupo D de la primera fase jugado en el estadio Panamericano de Zapopan, Jalisco (poniente).

Puerto Rico avanza a la segunda ronda del torneo, a disputarse en el Petco Park de San Diego, California, como primer lugar de su sector y como uno de los principales favoritos para coronarse.

Así, Puerto Rico logró su tercera victoria y se clasificó invicto a la segunda ronda del Clásico Mundial como líder del Grupo D. Italia acabó con un triunfo y dos derrotas y quedó a la espera del resultado entre México (0-2) y Venezuela (1-1) que se enfrentaban más tarde.

Italia tomó la iniciativa al ataque y en las primeras dos entradas ya había anotado sus tres carreras.

En el primer episodio, John Andreoli conectó jonrón por el jardín central y se llevó por delante a Brandon Nimmo; en la segundo Drew Butera también se voló la barda por el prado izquierdo.

Después de permitir esos cuadrangulares, José Berrios, el inicialista puertorriqueño, impuso condiciones desde la lomita y no le volvieron a conectar imparable en el resto de su labor que duró hasta que concluyó la parte baja de la quinta entrada, cuando fue relevado por Hiram Burgos.

Puerto Rico estuvo muy activo a la ofensiva. Sus toleteros se encargaron de anotar al menos una carrera en cada uno de los cinco primeros innings; la cuenta comenzó en el primer rollo con un sencillo de Javier Báez que remolcó a Ángel Pagán.

En la parte baja de la segunda entrada pasaron por la registradora Roberto Pérez y Mike Avilés para el 3×3; fue la última vez en el partido que hubo pardidad en la pizarra.

Luis Lugo, el abridor de Italia, fue muy maltratado por los toleteros boricuas y después de una labor de dos entradas y un tercio dejó el partido perdido 4×3.

Pero sus sucesores en el montículo también fueron apaleados, especialmente Jordan Romano quien en el cuarto episodio vio un sólido batazo de Carlos Correa, la pelota dejó el campo por el jardín izquierdo y se vaciaron las dos almohadillas que estaban ocupadas por Pagán y Francisco Lindor. Hasta aquí Puerto Rico ya ganaba 7×3.

En la quinta entrada, ya con Orlando Oberto lanzando por los italianos, Enrique Hernández produjo una carrera y anotó otra para aumentar la ventaja a 9×3.

Los italianos no pudieron responder las pelotas de Burgos que estuvo intratable desde la loma, de los 36 lanzamientos del serpentinero boricua al plato, 20 fueron cantados como strike y no recibió batazo de hit.

Burgos le dejó la responsabilidad de cerrar el juego a Miguel Mejía. Lo hizo bien a pesar del single irrelevante que le conectó Alessandro Vaglio.

A José Berrios se le acreditó el triunfo y Luis Lugo cargó con la derrota.

Puerto Rico enfrentará a República Dominicana, primer lugar del Grupo C, el próximo martes en San Diego, en la que será una repetición de la final del Clásico Mundial anterior.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.