Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Bielorrusia, Alexandr Lukashenko. (EFE)

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, se reunieron hoy por segunda vez en una semana para solucionar el contencioso comercial que enfrenta a sus países desde hace varias semanas.

Lukashenko informó a Putin de que Minsk ya ha creado un grupo de trabajo para solventar las disputas bilaterales que pondrá manos a la obra después de las fiestas de Año Nuevo, según informan medios locales.

La principal disputa es la ya conocida como “maniobra fiscal”, en virtud de la cual Rusia reducirá a cero los aranceles a las exportaciones de petróleo para 2024, al tiempo que incrementa el impuesto a la explotación minera.

Esa decisión perjudica en gran medida a Bielorrusia, que entonces tendrá que pagar mucho más por el crudo ruso y que ya calcula las pérdidas en hasta 10.800 millones de dólares.

Lukashenko criticó al Gobierno ruso por suspender las negociaciones sobre las compensaciones que recibirá Minsk por dicha maniobra fiscal y acusó a Moscú de comportarse como si ambos países ya no fueran pueblos “hermanos”.

En respuesta, el Gobierno ruso aseguró que Moscú nunca planteó la posibilidad de que Minsk recibiera en un futuro compensaciones económicas.

“Nosotros decimos: vale, somos hermanos, pero no tanto como para otorgar subsidios”, apuntó el viceprimer ministro y titular de Finanzas ruso, Antón Siluánov.

Putin y Lukashenko intentaron alcanzar un acuerdo el 25 de diciembre, pero únicamente acordaron crear grupos de trabajo para estudiar este y otros asuntos.

Con respecto a las negociaciones de hoy, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, descartó que ambas partes puedan lograr grandes avances al reconocer que la maniobra fiscal es un asunto “bastante complejo”.

A su vez, Peskov negó que Rusia pretenda integrar a Bielorrusia en su seno, sino fortalecer su integración en el marco de la Unión Estatal entre ambos países, proceso en marcha desde 1999.

En los últimos años, Lukashenko y el Gobierno ruso han tenido numerosos desencuentros, que sólo han sido solventados en negociaciones directas entre Putin y el líder bielorruso.

El Gobierno ruso ha acusado a Bielorrusia de haberse aprovechado de las sanciones internacionales contra Rusia y el consiguiente veto ruso a los productos europeos para apropiarse de una gran parte del mercado de los productos prohibidos. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.