Carvativir. (Foto: captura de pantalla)

A finales de enero, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó un fármaco llamado Carvativir que aseveró “neutraliza al 100 %” la covid-19 y calificó como “milagroso”, por su supuesta eficacia en el combate contra el virus SARS-COV-2.

Y aunque, posteriormente y tras numerosas críticas, precisó que era un medicamento “complementario” para tratamientos contra el coronavirus, no dejó de publicitar a diario el fármaco, convertido en un filón, al menos, político, a la espera de confirmar si lo es también en el ámbito clínico.

A dos semanas de haberse anunciado, aún no se conocen a fondo los estudios que respaldan a este fármaco, que el Gobierno -informó- se producirá de forma masiva.

¿Qué se sabe del Carvativir?

-¿QUÉ ES EL CARVATIVIR?

Según el propio Maduro, el Carvativir es un antiviral de amplio espectro extraído del tomillo, un género con más de 300 especies de hierbas.

El aceite esencial de esta planta es la materia prima del Carvativir mediante un compuesto fitoquímico conocido como isotimol, una sustancia que los deportistas usan por su supuesta capacidad -no comprobada- para eliminar la fatiga muscular.

El vehículo o excipiente del Carvativir es el escualeno, un compuesto orgánico cuya presentación con fines comerciales deriva del aceite de hígado de tiburón, aunque también de fuentes vegetales como el salvado de arroz, el germen de trigo o las aceitunas.

El escualeno se utiliza como adyuvante en vacunas -como la de la gripe- porque estimula el sistema inmunológico.

Es decir, que el Carvativir es la suma de sustancias que ya se conocen y que la industria farmacéutica explota con fines comerciales desde hace mucho.

-¿QUIÉN PRODUJO EL FÁRMACO?

Como investigadores principales del Carvativir figuran los venezolanos Raúl Ojeda Rondón y Jheam Frank Campos, dos socios y directivos del laboratorio Labfarven y la Droguería JR, empresas de las que poco se conoce.

En una entrevista con el medio local El Nacional, Ojeda Rondón dijo que el Carvativir se produjo por “una línea de investigación científica del Estado venezolano a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología” entre marzo y diciembre pasado.

Señaló que también formaron parte del equipo investigador el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, y el Ministerio de Salud.

Este grupo adelantó un proceso investigación de tres fases que fue “multicéntrico, aleatorio y con placebo”, supervisado por un comité de bioética integrado por 14 expertos en diversas áreas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.