Foto Cortesía El Impulso
COMPARTE

Eyker Daniel Rojas Gil (20), fue asesinado a las 9 de la noche de este miércoles en la carrera 15 con calle 61, zona oeste de Barquisimeto.

Los comerciantes y residentes de la carrera 15 comentan que desde hace semanas los jóvenes de la zona vienen cerrando algunas vías en modo de protesta en contra del Gobierno Nacional, el lunes lo hicieron y este miércoles también por lo que muchos vendedores decidieron cerrar temprano.

Algunos cauchos fueron atravesados en la calle 59 con carrera 15 y les prendieron fuego a eso de las 7 de la noche, aunque ya desde las 5, los jóvenes estaban en la calle.

Según relataron los familiares de Rojas Gil, este miércoles se encontraba en su casa ubicada en la calle 61 con carrera 13 y a pesar de que sus hermanos le dijeron que no saliera porque la situación estaba violenta y por la zona rondaban los colectivos, este no hizo caso, fue catalogado como un muchacho terco y salió con otro hermano de 19 años para la calle.

Eyesnay Salas, estaba afuera de la morgue del Hospital Antonio María Pineda, tomaba un poco de agua y junto al resto de sus seres queridos aguardaba por la entrega del cadáver de su hermano. La dama suspiró y dijo que era primera vez que en la familia atravesaban por una situación similar.

La muchacha explicó que eran cerca de las nueve de la noche cuando su hermano salió y al poco rato de hacerlo llegó corriendo su vecino, quien vive a un lado de la casa, avisando que le habían disparado a Rojas Gil.

Salas comenta que sabía que habían manifestaciones por la zona, pero su hermano no estaba en ella. Asegura que iba pasando por el lugar cuando funcionarios reprimían a un grupo de manifestante y fue alcanzado por un proyectil.

Rojas Gil era padre de un niño de ocho meses, segundo de seis hermanos y se ganaba la vida trabajando como técnico de celulares y los fines de semana se iba a los mercados para vender ropa intima.

ATACADOS POR LA GNB

Residentes de la zona y testigos del hecho que se acercaron al lugar, entre ellos algunos de los jovencitos que se encontraban la noche del miércoles en el lugar del hecho, comentaron que ellos estaban manifestando, algunos encapuchados, veían como los Guardias Nacionales se acercaban en modo intimidante. Fue lanzada una bomba lacrimógena, por ello detonaron algunos cohetes hacia los militares y posteriormente comenzó un enfrentamiento donde además de perdigones salieron a relucir armas largas en manos de los castrenses, específicamente fusiles Kalashnikov, que según los allí presentes, fueron disparados en contra de los manifestantes.

Uno de estos proyectiles fue a dar en el pómulo izquierdo de Rojas Gil, derribándolo inmediato y causándole una herida de gran dimensión.

El Impulso




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.