Foto: AFP
COMPARTE

El español y número uno mundial Rafael Nadal derrotó este domingo en tres sets corridos de 6-3, 6-3, 6-4 al sudafricano Kevin Anderson para conquistar su tercer título del Abierto de tenis de Estados Unidos en Nueva York, y su decimosexta corona de Gran Slam.

Nadal, de 31 años, sumó su segundo Slam del año luego del décimo pergamino del Roland Garros de Francia, y el quinto de la temporada.

“A todo el público latino aquí en Nueva York le doy las gracias, me hacen sentir cosas increíbles y les prometo que regresaré el próximo año a defender mi corona”, dijo Nadal al pie de cancha, minutos después de su triunfo.

El tenista de Manacor, que fue campeón del US Open en 2010 y 2013, se coloca a tres títulos de empatar el récord de 19 trofeos de Gran Slam que tiene Roger Federer.

El Nadal que se impuso el domingo a Anderson fue el que medraba en el número uno del ránking ATP hace cuatro años, cuando ganaba todos los torneos de pista dura y arcilla en que se presentaba.

Su última victoria sobre cemento se remonta a enero de 2014 (Doha), donde demostró estar de vuelta de lesiones en una codo para reconquistar el trono de la ATP.

El sudafricano tuvo su mejor torneo grande tras regresar de lesiones graves que estuvieron a punto de acabar con su carrera, y como sembrado N.28 dejó por el camino de este US Open a fuertes favoritos.

Pero Nadal desplegó toda su furia en el terreno para jugar con una intensidad que opacó al gigante sudafricano de 2.03 m, quien poco pudo hacer ante el despliegue de fuerza del número uno mundial.

El español sobrevivió a 10 aces del sudafricano gracias a un juego perfecto de sólo 11 errores no forzados y 30 tiros ganadores, además de un inteligente juego en la red que le proporcionó todos los 16 puntos que salió a buscar.

La Furia Roja

El partido estuvo cerrado hasta que Nadal comenzó a apretar el dogal e hizo que Anderson tuviera que defender con muchos puntos sus servicios corriendo por toda la cancha.

Por fin, después de no haber podido concretar sus primeros cuatro puntos de quiebre, Nadal encontró la brecha y en seis puntos le desbarató el saque al sudafricano para liderar 5-3.

Luego defendió bien y cerró el primer set con el broche de oro de una dejada en la red, viniendo en carrera hacia adelante y con Anderson pegado al fondo.

El español se llevó el primer set en 58 minutos, con apenas ocho tiros ganadores por 18 su rival, pero sólo cinco errores no forzados, mientras el gigante cometía 24.

En el segundo set, Nadal siguió con su método de recibir el primer servicio adelantado e inmediatamente ir a la red, y el segundo un poco más retrasado y jugarlo a puntos largos.

La estrategia cobró rédito cuando el de Manacor logró quebrar en el sexto game para colocarse 4-2 en el marcador.

Unos minutos después concretaba su obra en el segundo cuadro y se lo llevaba también 6-3, en apenas 39 minutos.

Para el tercero, Anderson andaba errante, y sus temidos saques de cañonazo apenas eran fuegos artificiales que no lograban amedrentar a Nadal.

Después de una doble falta se escuchó un “¡Que viva España!” que resonó en todo el estadio.

Con la ventaja psicológica de su lado, Nadal salió dispuesto a rematar su faena y se llevó rabo y oreja en un tercer set de 6-4, para rubricar un gran victoria al cabo de 2 horas 27 minutos de partido.

Por su triunfo, el español se llevó un cheque récord de 3,7 millones de dólares, y Anderson otro de 1,826.000 millones por su segundo lugar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.