El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.,(Cortesía)
COMPARTE

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, acusó hoy a los secesionistas catalanes de “amenazar” a los alcaldes de esa región que no son partidarios de la independencia y a los medios de comunicación que discrepan de esa misma vía.

Durante una sesión de control en el Senado, Rajoy mantuvo hoy un duro cruce de críticas con el parlamentario catalán Josep Lluis Cleríes, quien le acusó a su vez de “represión” por su política contraria al referéndum de independencia convocado por el Ejecutivo de Cataluña para el 1 de octubre y suspendido por el Tribunal Constitucional a instancia del Gabinete español.

Las palabras de Rajoy sobre las amenazas que atribuye a los secesionistas se deben a que el presidente regional, Carles Puigdemont ha invitado a los ciudadanos a pedir personalmente a los alcaldes de esa comunidad a que colaboren con la celebración de la consulta y que ha llevado a muchos de ellos -en su mayoría socialistas- a quejarse públicamente de las presiones.

Además, los independentistas han sido críticos con algunos medios discrepantes de la vía soberanista y en especial con “El Periódico” después de que publicara que las autoridades catalanas tenían información de la CIA estadounidense de que se preparaba un atentado yihadista en Barcelona, como el que tuvo lugar el 17 de agosto y causó dieciséis muertos.

Rajoy dijo al senador nacionalista que la Constitución española le impide autorizar un referéndum que pretende acabar con la unidad del país y la soberanía nacional y que eso lo sabía el propio Puigdemont.

A cambio, dijo que mientras los nacionalistas “perdían cinco años” en su escalada independentistas, Rajoy (que accedió al poder en diciembre de 2011) se ha dedicado a evitar la “quiebra” de la región de Cataluña, pagando los servicios públicos esenciales.

El senador Cleríes le recordó que los catalanes aportan cada año al Estado español unos 16.000 millones de euros en concepto de impuestos con los que “se podrían hacer muchas cosas” en Cataluña y puso énfasis en que convocar un referéndum “no es delito. La ley no puede ir contra la democracia”.

En respuesta, Rajoy aseguró que los secesionistas pretenden “atentar contra los derechos de todos” e “imponer algo ilegal”, en alusión a la norma para convocar el referéndum y a la que pondría las bases de un hipotético Estado catalán, aprobadas la semana pasada por el Parlamento regional y suspendidas ambas por el Constitucional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.