José Vicente Rangel. (Foto Archivo)
COMPARTE

El periodista y analista político José Vicente Rangel reiteró este domingo que el pueblo de Venezuela demanda hoy soluciones en el marco del respeto a la vida, a la libertad y a la identidad nacional, y que sobre esa petición se debe avanzar en el diálogo entre el Gobierno y la oposición política.

“La gente lo que quiere es paz, diálogo sincero, buscar la manera de salir de la crisis que crucifica al país, pacíficamente y democráticamente”, dijo al inicio de su programa dominical José Vicente Hoy, que transmite Televen.

Rangel ratificó que la vía para resolver las diferencias políticas y preservar la democracia y el respeto es, sin duda, el diálogo, al cual ha convocado en diferentes oportunidades por el Gobierno nacional y que es respaldado —agregó— por la mayoría del pueblo, lo que ha quedado evidenciado en todas las encuestas. Según sondeos “coinciden en que más del 80% del pueblo se pronuncia de forma tajante a favor del diálogo”.

Por lo que el hecho de que los factores claves que manejan la política se sienten en torno a una mesa es importante para que den “aportes racionalmente, serenamente, respetuosamente para el tratamiento de los problemas que afronta Venezuela”, indicó.

El periodista lamentó que sectores de la oposición ataquen el diálogo político y que la reemplacen por “discusiones rastreras, a base de descalificaciones personales y de amenazas torvas. Esta  versión del diálogo no le interesa a una colectividad sumida en la angustia, acorralada por al especulación”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.