Sergio Ramos volvió a ser el salvador del Madrid/ Foto: AS
COMPARTE

El Real Madrid y el Bayern de Múnich se clasificaron para los cuartos de final de la Liga de Campeones al imponerse de nuevo a Nápoles y Arsenal, respectivamente, aunque ambos sufrieron en las primeras partes de sus partidos.

Finalmente, los españoles ganaron en Italia por 3-1 y los germanos golearon en Londres por 5-1, repitiendo ambos los resultados obtenidos en la ida en sus estadios.

Pese al resultado final en ambos partidos, tanto Real Madrid como Bayern de Múnich sufrieron durante la primera parte, en las que Nápoles y Arsenal se colocaron por delante en el marcador y soñaron con la remontada.

Pero Sergio Ramos, con dos cabezazos (51 y 57), el segundo desviado por el belga Dries Mertens, dio la vuelta al partido en Nápoles y sentenció la eliminatoria a favor del Real Madrid, que selló el pase con un tercer gol de Álvaro Morata en el descuento (90+1).

“A pesar de la mala primera parte, hemos sabido sufrir juntos y no recaer, en la segunda hemos intentado producir y hacer más daño”, relató Sergio Ramos tras el partido.

Mertens había adelantado a los napolitanos en el primer tiempo, en el que los locales tuvieron ocasiones para llegar a la pausa con una diferencia a favor mayor que el 1-0.

“Hemos tenido dificultades en la primera parte y rectificamos en la segunda. Hicieron una buena primera parte con una presión muy buena, donde no estuvimos acertados nosotros”, dijo el entrenador francés del Real Madrid Zinedine Zidane.

“Pero, luego rectificamos y jugamos mejor, porque jugamos en campo contrario al presionar más arriba, recuperamos balones e hicimos nuestro partido en la segunda parte”, añadió el técnico blanco.

El entrenador napolitano Maurizio Sarri destacó que “durante 50 minutos fuimos superiores y les pusimos muchos problemas, pero no estuvimos bien en las jugadas a balón parado”.

“Tras el primer gol de Ramos era difícil jugar con el mismo ritmo y agresividad porque la motivación no era la misma”, añadió.

Penal y expulsión decisivos 

En Londres, Theo Walcott adelantó a los Gunners a los 20 minutos y sus seguidores soñaron con remontar el 5-1 encajado en la ida, pero la expulsión al inicio del segundo tiempo del central francés Laurent Koscielny, tras cometer un penal sobre el polaco Robert Lewandowski (54), echó por tierra todas las esperanzas inglesas.

“No era penal y Lewandowski estaba en fuera de juego. Además, nos sacan una tarjeta roja. Estoy frustrado y enojado. ¡Es escandaloso!”, criticó el técnico francés del Arsenal Arsene Wenger.

“Comenzamos con orgullo y pusimos presión al Bayern, pero no tuvimos suerte y tras el penal fue muy complicado”, lamentó.

Los germanos aprovecharon la superioridad numérica para volver a humillar a su rival, con goles de Robert Lewandowski (55, de penal), Arjen Robben (68), Douglas Costa (77) y un doblete de Arturo Vidal (80 y 85).

“El Arsenal jugó bien durante 60 minutos y nos puso problemas”, admitió el técnico italiano del Bayern Carlo Ancelotti. “Nos metieron presión y cometimos errores poco habituales. Es extraño, pero el fútbol es así. El resultado no refleja lo que sucedió en el césped y el penal nos quitó toda la presión”, añadió.

Los octavos de final continuarán el martes con los encuentros entre Barcelona y París SG (ventaja para los franceses por 4-0) y el Borussia Dortmund frente al Benfica (1-0 a favor de los portugueses en la ida).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.