Bombardeo en Yemen (Foto Archivo).

Las fuerzas progubernamentales de Yemen realizan este viernes combates para tomar el aeropuerto de Hodeida, al tercer día de una ofensiva mortal para expulsar a los rebeldes de esta ciudad portuaria, estratégica para la entrega de ayuda humanitaria en el país en guerra.

Para impedir que las fuerzas leales al gobierno envíen refuerzos a Hodeida a través de la carretera costera al sur de la ciudad, los rebeldes lanzaron un ataque desde el interior, matando a 12 soldados, según fuentes militares y médicas.

Esa parte de la ruta quedó bloqueada, según una de estas fuentes.

El jueves en la noche, el jefe de los rebeldes, Abdul Malik al Huthi llamó a hacer frente a la ofensiva de las fuerzas progubernamentales contra Hodeida, después de que la ONU pidiera mantener ese puerto estratégico.

El pasado viernes en la tarde se registraron combates a 2 km al sur del aeropuerto, el cual está cerrado y situado al límite sur de la ciudad, indicó un corresponsal de la AFP en la localidad de Al Duraïhimi, al sur de Hodeida, al oeste del país y bajo control rebelde desde 2014.

Más temprano, una fuente militar había indicado que las fuerzas progubernamentales se preparaban para tomar el aeropuerto con el apoyo aéreo de la coalición.

Desde el inicio de la ofensiva el miércoles, 118 rebeldes y 21 miembros de las fuerzas progubernamentales murieron en los combates, según fuentes médicas.

Esta operación hace temer una interrupción de la ayuda esencial para la población de este país golpeado, según la ONU, por “la peor crisis humanitaria del mundo”.

“La batalla de Hodeida podría tener un impacto devastador sobre los civiles, tanto en la ciudad como afuera de Yemen”, advirtió Sarah Leah Whitson, directora para Medio Oriente de la ONG Human Rights Watch.

“Atolladero”

Hodeida, gran puerto del Mar Rojo, sirve como punto de entrada para el 70% de las importaciones de este país pobre y para el arribo de la ayuda internacional. Pero, la coalición sostiene que los rebeldes lo emplean para hacer contrabando de armas.

En vista de los temores internacionales a una interrupción en la entrega de ayuda, el jefe de la diplomacia yemení, Jaled al Yemani, intentó tranquilizar diciendo que el objetivo de las fuerzas leales no es la infraestructura portuaria de esa ciudad del oeste del país controlada por los rebeldes desde 2014.

“No tenemos la intención de destruir la infraestructura” del puerto, dijo en Nueva York.

El director del puerto Daud Fadhel indicó el jueves a la AFP que se mantendría abierto a pesar de la ofensiva.

“Llamo a confrontar la embestida y a hacer frente a las fuerzas de la tiranía”, dijo a los periodistas el líder rebelde Abdul Malik al Huthi, quien habló por primera vez desde el inicio de la ofensiva.

“Debemos enviar refuerzos para la batalla de la costa”, agregó el líder rebelde, haciendo un llamado para “convertir la costa oeste en un atolladero para los invasores”.

Según fuentes militares, los rebeldes se oponen ferozmente a las fuerzas leales al gobierno.

Una ONG, el Consejo Noruego para Refugiados (NRC), afirmó que los habitantes de Hodeida permanecían confinados en sus casas.

La coalición dirigida por Riad interviene en Yemen desde marzo de 2015 para ayudar al presidente Abd Rabo Mansur Hadi, reconocido por la comunidad internacional, a detener el progreso de los rebeldes que ocupan vastas regiones, entre ellas la capital, Saná.

Hadi, que vive en el exilio en Riad, se trasladó el jueves a Adén, la capital provisional en el sur de Yemen para ejercer su autoridad, en la que fue su primera visita al país en más de un año. Según la agencia de prensa oficial Saba, regresó para “supervisar” las operaciones en Hodeida.

En esta guerra que ha dejado 10 mil muertos en más de tres años, la batalla de Hodeida es la más importante después de una ofensiva de 2015 que permitió a las fuerzas leales al gobierno de Hadi recuperar varias regiones del sur, entre ellas Adén, que había estado bajo control de los rebeldes.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió el jueves que este puerto clave de Yemen se mantenga abierto a las entregas de alimentos y suministros humanitarios.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.