Mario Bonucci. Rector de la Universidad de Los Andes. Foto: (Archivo)
COMPARTE

El sector estudiantil oficialista insiste en que la Universidad de Los Andes quiere privatizar comedores, con esa afirmación mienten, pues el propio Jehyson Guzmán en calidad de viceministro de Asuntos Estudiantiles, respaldó las licitaciones que la Universidad de Los Andes y el sector estudiantil solicitó, en varios núcleos.

Basta con preguntar a los estudiantes de Táchira, Tovar, El Vigía y Trujillo sobre el funcionamiento de estos estos comedores. Estas impresiones fueron recogidas en el marco del debate que se cumplió este miércoles en el Consejo Universitario de la ULA, núcleo Mérida.

La insistencia del gobierno, según el rector Mario Bonucci, de calificar como un proceso de privatización la puesta en funcionamiento de un comedor licitado para la universidad, solo tiene por objetivo crear conflictos. 

“No puede llamarse privatización porque no se le está entregando el comedor a una empresa privada. La empresa cobrará a la universidad y el servicio será completamente gratuito para los estudiantes. Este servicio resulta además menos costoso que el proceso de  autoadministración”.

La ULA cuenta con el servicio de comedores licitados en los siguientes núcleos: Táchira, Tovar, El Vigía y Trujillo, y no presentan mayores inconvenientes para su normal funcionamiento, las fallas son mínimas en comparación con los comedores autoadministrados con el cual operamos en el Núcleo Mérida.

“En todas las universidades oficialistas que cuentan con el servicio de comedor, funcionan mediante licitación. Solo dos comedores universitarios en Venezuela son autoadministrados: El de la ULA, núcleo Mérida y el de la Universidad Central de Venezuela en Caracas”.

Las ventajas de licitar son claras, pues hay una reducción de precios, se mejora la calidad del servicio, hay estabilidad  y continuidad en la prestación del beneficio, no afecta la alimentación de los estudiantes ante un imprevisto como un paro de trabajadores.

De allí que las ventajas superan las fallas, y abre un abanico de opciones que permiten a la universidad mantener un servicio cónsono y estable, sin sujeción al prestador del trabajo a la universidad, de allí que su permanencia va a depender de su calidad y permite buscar otras opciones o el retorno a la  autoadministración, apuntó el rector.

Hablan los estudiantes

Por su parte el dirigente estudiantil, Jorge Jiménez, recordó al movimiento estudiantil oficialista, que no olviden que hay comedores tipo en funcionamiento, que operan en Táchira, Tovar, Trujillo y El Vigía y que el propio Jehyson Guzmán brindó este beneficio sin mirar colores políticos, sino se enfocó en el beneficio para los estudiantes.

Igualmente recordó que la licitación del comedor de La Hechicera, contó -en el Consejo Universitario- con los votos del propio representante del Ministerio, profesor Rubén Castellanos y del profesor Juan Carlos Villegas.

De momento se planifica la realización de un referendo estudiantil, para votar la licitación de los comedores tanto de La Hechicera, el de la avenida Don Tulio, Los Chorros, Lira y Mérida.

Prensa ULA /Danilo Figueroa

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.