Refugiados venezolanos en Perú denuncian
/ Foto: Cortesía (Perú 21)

La asociación Unión Venezolana en Perú clamó este martes poner fin a la “campaña xenófoba y de incitación al odio” que se está desarrollando en redes sociales en contra de los más de 1,04 millones de migrantes venezolanos residentes en Perú, el segundo país de acogida de esta comunidad, luego de Colombia.

“Rechazamos, condenamos y denunciamos públicamente el desarrollo de una campaña a través de redes sociales que se viene orquestando, tratando de generar un ambiente xenófobo hacia la población migrante y refugiada venezolana que se encuentra en el Perú”, aseveró en una rueda de prensa el presidente de la organización, Óscar Pérez.

El portavoz exigió a las autoridades investigar quién está detrás de esta campaña “anónima” que, con “fines obviamente inescrupulosos” y de manera “tendenciosa”, busca la “confrontación” y “en nada aporta al proceso de integración” de la comunidad venezolana en el país andino.

A modo de ejemplo, Pérez explicó que en las redes sociales se están publicando “algunos hechos criminales que han sucedido en otros países y en otros tiempos” como si los hubiesen perpetrado en la actualidad en el Perú.

“También se dice que algunos ciudadanos venezolanos tienen aspiraciones a llegar a algunos espacios de elección popular acá en Perú, cuando todo el mundo sabe que constitucional y legalmente eso no se puede desarrollar”, agregó.

Piden “comprensión”

La Unión de Venezolanos en Perú expuso las razones detrás del masivo éxodo de más de un millón de ciudadanos venezolanos llegados al país andino, en un intento de solicitar “comprensión al pueblo peruano”.

“No se trata de que quisimos salir, nos vimos forzados a salir de nuestro país en busca de oportunidades (…), huyendo de una tragedia, de un apocalipsis. Por eso pedimos comprensión”, rogó el presidente de la asociación.

Pérez recordó que, en su país de origen, más del 90 % de la población está en situación de pobreza, que la inflación subió al 3.713%, que la tasa de desempleo es superior al 60% y que el salario básico mensual apenas llega a los 3,5 dólares, lejos de los 229 dólares que cuesta la canasta básica familiar.

“No tenemos ningún tipo de empacho en decir que a los venezolanos o nos mata el COVID, o nos mata el hambre, o nos mata la violencia desbordada que hay en nuestro país”, sentenció.

En este sentido, Pérez hizo un llamado a los “hermanos venezolanos en Perú” a hablar y contar su historia para poder ser “comprendidos” y “desvirtuar este campaña xenófoba”.

Trabas burocráticas

A pesar de constituir su segundo destino, los venezolanos desplazados en Perú se enfrentan a un conjunto de barreras legales, administrativas y prácticas que entorpecen su inclusión económica y los orilla a trabajar en empleos informales.

Actualmente, alrededor de 477 mil venezolanos tienen un permiso temporal de permanencia (PTP), una licencia que hasta octubre de 2018 el Gobierno peruano otorgaba a los migrantes forzados para tener derecho legal a trabajar y acceso a los servicios básicos.

En 2019, las autoridades introdujeron nuevos y estrictos requerimientos de visa, por lo que muchos venezolanos optaron por pedir asilo.

Aquel año, de las casi 500 mil personas que aplicaron, apenas mil 230 lograron el estatus de refugiado (0,25 %), según datos del Centro para el Desarrollo Global (CGD) y Refugees International. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.