A pesar de la suspensión del plan de racionamiento, se agudizan las interrupciones eléctricas en el país, en especial en regiones andinas y en el Zulia. (Foto Archivo El Carabobeño)

11 de abril de este 2018: El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, anunció la suspensión del plan de racionamiento, con cortes del servicio de hasta 15 horas, para los estados Táchira, Trujillo, Barinas, Portuguesa, Apure y Mérida. Y ocurre lo contrario a lo que se espera: Se agudizan las interrupciones de la luz. En los primeros 4 meses del año se registran 7 mil 780 fallas eléctricas en estas regiones, denuncia el Comité de Afectados por los Apagones.

Desde apagones de horas a interrupciones cortas, sufren los habitantes de estas regiones del país, refiere la presidente del comité, Aixa López. Del total de las interrupciones, el  70% se produjeron en los estados Zulia –que ha permanecido más de 14 horas sin luz–, Mérida, Táchira, Trujillo y Barinas. La razón: AúnCorpoelec no logra reactivar la turbina número 2 de la planta termoeléctrica Don Luis Zambrano, ubicada en la entidad merideña.

Por ejemplo, en Mérida siguen con los continuos apagones, aun con la suspensión del plan de racionamiento. “Si bien ya no hay horarios o fechas de la interrupción del servicio, a cada rato hay bajones eléctricos que perjudican los comercios y las urbanizaciones”, expresó Félix Juárez, director del Comité de Afectados por los Apagones de esa entidad.

La zona más afectada es la central, donde se desarrolla todo la actividad comercial, refiere Juárez.

Zonas comerciales de las regiones andinas y del Zulia, no escapan de la realidad nacional por los apagones. (Foto archivo)

Historias que se repiten

Similar situación se registra en Trujillo. “Aún se va la luz. Hay interrupciones de tres o cuatro horas, pero también hay días en que se va cinco minutos y vuelve”, dijo Yaneth Durán, secretaria del Comité de Afectados de esa región.

El plan de racionamiento por bloques, como los dispuso Corpoelec, no se cumplió en ningún momento. En Santa Ana, una localidad trujillana, permanecen hasta dos días sin luz.

Los constantes apagones trastocan la cotidianidad de la población, desde las actividades del hogar, las comunicaciones y operaciones bancarias Foto archivo)

Para ella, el alegato oficial de que las interrupciones son consecuencia de sabotajes no tienen asideros. “La falla es estructural. El sistema está en colapso. Las plantas hidroeléctricas deben suministrar 70% de la energía, y de los 15.247 megavatios instalados solo se están aportando 6.700. En cuanto a las termoeléctricas que cubren el otro 30% de generación de energía, están operando 15%”, dijo.

Los constantes apagones ha alterado la cotidianidad de la población y de la actividad comercial. Aquellos locales con puntos de ventas permanecen sin electricidad y no hayan como laborar, porque además hay poco efectivo entre los compradores. Por otra parte, aumenta la inseguridad, por la oscuridad reinante en horas de la noche. Y las comunicaciones tampoco se salvan. “No se puede hablar ni por teléfono”, manifestó Durán.

Otro de las secuelas, son las operaciones en las entidades bancarias.

Apagones en las regiones andinas y en Zulia se agudizan. En el Zulia, hasta dos días sin luz. (Foto-cortesia)

Colapso total

En visita reciente al estado Zulia, la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, constató las malas condiciones de las estaciones y subestaciones eléctricas del Zulia.

La presidente de esta comisión, Nora Bracho, informó que la planta de generación térmica Ramón Laguna está parada y Termozulia trabaja a 10% de la capacidad. Mientras criticó la llegada del presidente Maduro a esa entidad. “Vino a llenarnos de mentiras, con promesas electoreras, al prometer dos plantas termoeléctricas, lo cual no solucionará el problema,  pasarán dos años y aún estarían en construcción esas plantas”.

“La calidad de vida del venezolano está deteriorada, en el inframundo, debido a que los servicios públicos como la electricidad no funciona, lo cual ha traído apagones a escala nacional”, ha expresado la diputada.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.