Desde la madrugada comienzan a concentrarse ciudadanos a las puertas del registro(Foto: Carlos Blanco)
COMPARTE

Madrugar es necesario para realizar cualquier trámite en el Registro Principal de Valencia, debido a la gran cantidad de personas que allí se concentra diariamente para realizar distintos trámites. Últimamente la cifra se ha incrementado significativamente. Hay un buen número de ciudadanos que intentan legalizar sus documentos para poder marcharse a vivir a otro país.

El primer paso a seguir para el apostillamiento, es tener acceso al portal del Ministerio de Relaciones Exteriores, del cual muchos consideran que es cuestión de suerte, porque la mayoría de las veces no se puede entrar, independientemente de la hora.

Uno de los sortarios fue Ender Hernández, un joven que se quiere ir a vivir a Chile donde tiene amigos que lo ayudarán a forjarse un futuro. Sus tres hermanos ya se fueron de Venezuela, dos viven en Estados Unidos y otro en Inglaterra, pero él prefirió radicarse en un país latinoamericano.

tener acceso al portal del Ministerio de Relaciones Exteriores es cuestión de suerte

Hernández es egresado del Inces en electromecanica y considera que con ese oficio se podrá defender en Chile, porque es de alta demanda. Desde noviembre está intentando apostillar sus documentos y finalmente esperaba hacerlo este miércoles, pues cerca de las once de la mañana, solo tenía por delante unas 20 personas.

Nelson Mendoza intentaba realizar el mismo trámite. Decidió irse a Argentina, donde tiene algunos amigos, después que le mataron a un hermano para robarle el carro. Dice que no se siente seguro en Venezuela y su familia lo apoya, porque eran dos hermanos y ahora sólo queda él.

Llegó a las cuatro de la mañana al registro y después de seis horas de pie, comentó que no le importaba el tiempo que tardara en la cola, pues su único propósito es irse a otra nación.

“Yo le había dicho a mi hermano que nos fuéramos en octubre y no quiso, y mire lo que ocurrió”.

Cristian Díaz acudió al registro con su título de licenciado en comunicación social bajo el brazo. Comenzó a hacer sus trámites de legalización para marcharse a Chile, donde no tiene familiares, pero sí amigos que prometieron ayudarlo a superar.

Díaz no se quejó de la inseguridad en la zona, porque cuando fueron a abrir el registro, se hicieron presentes varios funcionarios policiales, que horas antes habían hecho recorridos por el lugar.

Adriana Freitas, egresada de la Unefa en Ingeniería, también intentaba registrar su título, pero para cumplir el trámite, porque no piensa irse del país, porque ya tiene trabajo en un organismo del Estado.

Desde Guacara vino a  Valencia, Eglee Montes, a tramitar su partida de nacimiento porque los libros en la oficina de registro de su municipio, no se lee bien el documento. Cuestionó que se utilice este método en forma obligatoria, en pleno siglo XXI.

Quienes permanecían en el registro se quejaban del calor, porque el aire acondicionado desde hace un buen tiempo no funciona.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.