Renault vence a Racing Point en caso de copias de piezas (Foto Archivo)

Renault ganó el pleito a Racing Point, al que acusaba de haber copiado algunas piezas de su monoplaza en el Mundial de Fórmula 1 directamente del Mercedes del año pasado, una decisión que marca un antes y un después en el modo en que colaboran las escuderías.

Esta decisión de los comisarios de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) supone que Racing Point perderá 7,5 puntos por monoplaza en el Mundial, es decir, 15 puntos en total

Al mismo tiempo, Renault se alzó al quinto puesto en la clasificación provisional del Mundial de constructores, con 32 puntos, por los 27 de Racing Point, que pasa al sexto puesto.

Racing Point, propiedad del millonario canadiense Lawrence Stroll y cuyos monoplazas están propulsados por motores Mercedes, deberá asimismo pagar 200.000 euros de multa por cada vehículo de la escudería en la parrilla.

Los pilotos de Racing Point, el mexicano Sergio Pérez y el canadiense Lance Stroll, no verán sin embargo mermada su cosecha de puntos.

Renault había interpuesto tres reclamaciones en total; tras el GP de Estiria, tras el de Hungría y el de Gran Bretaña. Las tres por el mismo motivo.

Renault consideraba que Racing Point copió en su vehículo de este año algunas piezas, entre ellas el sistema de refrigeración de los frenos, del Mercedes que ganó el Mundial el año pasado. Racing Point puede recurrir esta decisión.

Los Racing Point -bajo la denominación de Force India hasta 2018 y Aston Martin a partir de 2021- podrán conservar las piezas de los frenos en el foco de la polémica, ya que es el proceso que llevó a su uso, y no la pieza en sí misma lo que fue juzgado, se informó desde la FIA.

Esta resolución clarifica la manera en que las escuderías de F1 pueden intercambiar información y trabajar conjuntamente.

Racing Point ha dado un paso adelante este año. Propulsado por motores Mercedes, la escudería de los monoplazas color rosa copió directamente de la escudería alemana piezas utilizadas por Mercedes el año pasado.

Esta práctica, tolerada el año pasado, ha dejado de estarlo, y le ha valido a Racing Point los apodos de ‘Copie Point’ o ‘la Mercedes rosa’.

Las disposiciones del reglamento que impiden a las escuderías copiarse unas a otras son “cruciales”, recordó la FIA el viernes.

“Ellas estipulan claramente que lo que califica a una escudería como ‘constructor’ y que le permite participar en el Mundial es que diseña sus componentes (…) y no los comparte con otras escuderías”, indica la FIA.

Los componentes propios son las piezas cuya propiedad intelectual pertenece a una escudería y que no pueden ser plagiados.

“La F1 es un deporte que recompensa a los equipos capaces de asociar el talento de sus pilotos con la cumbre de la innovación y la excelencia”, afirma la misma fuente.

En la actualidad hay tres constructores de F1 que conciben y fabrican el conjunto de sus monoplazas: Ferrari, Mercedes y Renault. Red Bull y Alpha Tauri usan motores Honda.

Las demás utilizan motores proporcionados por Ferrari, Mercedes o Renault.

Aunque Renault fue la única escudería en haber interpuesto denuncia contra Racing Point, otros equipos lo apoyaban.

“¿Queremos que la F1 se convierta en un campeonato de ‘copiones’?”, se preguntaba en Hungría Andreas Seidl, ‘team principal’ de McLaren. “Creemos que ese no es el buen camino”, estimó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.