Foto: Simone Monasterio
COMPARTE

Como cazadores y no precisamente de animales, se encontraban funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en una de las entradas de la 41 Brigada Blindada del Fuerte de Paramacay, en la calle Carabobo, justo en la entrada del centro comercial Free Market después de las 4:00 pm el trancazo se mantenía.

“Se están preparando los guardia muchachos”, gritaba una señora desde uno de los conjuntos residenciales de la zona. Otros aceleraban el paso mientras caminaban hacia diferentes destino por la avenida Universidad ante la ausencia del trasporte público. La resistencia no descuidaba su zona, ellos también se preparaban para recibir el ataque de los efectivos de seguridad.

LEA TAMBIÉN: Al menos tres detenidos y tres heridos tras represión en La Granja y Las Quintas

La sociedad civil que se mantenía firme en el trancazo frente al centro comercial se percató de tal acción, y al ver que llegaban refuerzos de la Policía de Carabobo en la bomba de gasolina se retiraron. Los funcionarios se formaron con sus escudos a la espera de la orden para atacar.

El reloj marcó las 6:00 p.m y comenzaron las detonaciones por parte de la GNB Y PNB. Era la señal del ataque que incluyó bombas lacrimógenas, perdigones y piedras. La resistencia respondía al ataque e intentaban romper la barrera que formaron en la entrada del Fuerte Paramacay los efectivos castrenses, la policía del estado se mantenía vigilante en la estacion de servicio .

LEA TAMBIÉN: GNB, PNB y Policía de Carabobo reprimen a manifestantes en Naguanagua

13 minutos duró el enfrentamiento desde la entrada del Fuerte de Paramacay y la esquina del centro comercial. A las 6:30 p.m  se unieron la GNB, PNB y policía estadal para avanzar y reprimir. Los jóvenes se defendían como podían, los peatones que intentaban no ser parte de la represión fueron afectados por los gases lacrimógemos. Los funcionarios rompieron los vidrios de las Residencias Olympic Garden mientras avanzaban.

La PNB decidió atacar. Dos funcionarios por cada una de las 10 motos que salieron desde la entrada de la calle Carabobo disparaban a los manifestantes que corrían a resguardarse. Los vecinos les gritaban que se fueran y estos les respondían con bombas lacrimógenas. En esta arremetida lograron detener a un joven de 18 años.

LEA TAMBIÉN: San Diego: En resistencia contra la Constituyente (Fotos)

Los ataques eran intermitentes, los manifestantes seguían en las calles sin doblegarse. El resultado de la fuerte represión, que duró casi dos horas, fue de tres personas detenidas, daños a las residencias Shabono por ataques de botellas, piedras y bombas lacrimógenas. Las residencias Balcones del Norte y Don Bosco también fueron víctimas del ataque de los cuerpos de seguridad.

Humberto corrió sin suerte, la PNB se llevó su moto cuando este apenas llegaba a las afueras de las residencias Shabono. El joven comentó que al ver como la policía venía dispuesta a reprimir, estacionó su moto como pudo para escapar del ataque.

 

El abogado Eliecer Jiménez, defensor de Derechos Humanos, fue victima de la violencia que generó la noche de este miércoles la PNB, al ser fuertemente golpeado en la calle 9 de la urbanización Las Quintas.

Jiménez contó que mientras lo golpeaban intentaron llevárselo detenido, pero se agarró tan fuerte de unos barrotes que la PNB tuvo que dejarlo tranquilo.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.