Respaldado por los presidentes de la FIFA y la UEFA, Luis Rubiales prometió este martes que durante su mandato impulsará una Federación Española de Fútbol "más moderna"/Foto: AFP

Respaldado por los presidentes de la FIFA y la UEFA, Luis Rubiales prometió este martes que durante su mandato impulsará una Federación Española de Fútbol “más moderna” y “fiscalizada”, luego de un periodo turbulento.

“Vamos a ganar el futuro, una federación más moderna, fiscalizada, con órganos que controlen cada euro que se gasta, (…) donde la igualdad no sea una utopía, donde la mujer ocupe un papel protagonista”, garantizó Rubiales durante la asamblea general de la RFEF en Las Rozas, en las afueras de Madrid.

A la asamblea, la primera desde que Rubiales fue elegido en el cargo en mayo pasado tras la salida de su antecesor por corrupción, acudieron el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el de la UEFA, Aleksander Ceferin.

“No tengo duda de que (…) Rubiales, con su conocimiento del fútbol, su visión y sus principios será capaz de cumplir con sus obligaciones y superar los retos”, dijo Ceferin, al señalar que esta asamblea debería marcar “el inicio de un nuevo capítulo” tras “un periodo difícil” en la RFEF.

Infantino por su lado calificó a Rubiales de “sincero, honesto trabajador, valiente”. “Todo el mundo mira a España (…), por esto necesitamos una federación de futbol fuerte”, destacó.

Rubiales, de 40 años, fue elegido al frente de la federación a mediados de mayo tras un periodo de interinidad en la RFEF después de la destitución de Ángel María Villar (1988-2017), implicado en un caso de corrupción.

Villar, ex vicepresidente de la FIFA y la UEFA, es acusado de haber creado una red clientelar y utilizar la RFEF para lucrarse personalmente.

Rubiales pidió “respeto para esta federación y para las personas que están pasando por una situación judicial”, sin referirse a su antecesor ni tampoco a una denuncia en su contra por presuntamente haber intentado pagar una reforma de su casa con los fondos de un sindicato de futbolistas que presidía.

Infantino pidió “respeto” para Villar y le envió “un abrazo”.

Las primeras semanas de mandato de Rubiales estuvieron marcadas por la polémica: a dos días de que la Roja debutara en el Mundial de Rusia, destituyó fulminantemente al seleccionador Julen Lopetegui, irritado por enterarse en el último momento del anuncio de que este último sería el nuevo entrenador del Real Madrid.

Como reemplazo quedó Fernando Hierro, bajo cuyo mando la seleción española sufrió una humillante eliminación en octavos de final por el país anfitrión.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.