Anthony Rizzo, primera base de los Chicago Cubs (Foto Cortesía qconline.com)

El primera base Anthony Rizzo conectó un jonrón por tercera vez que dio a Chicago ventaja de siete carreras, pero los Cachorros dejaron escapar la mayor parte antes de que Jeremy Jeffress cerrara una victoria 8-7 sobre un equipo de los Rojos de Cincinnati que enfrentaba la incertidumbre del coronavirus.

Abajo 8-1 en la séptima entrada, los Rojos lo redujeron a 8-5 en el sencillo de dos carreras del canadiense Joey Votto. El cerrador Craig Kimbrel caminó por las bases cargadas con un out en el noveno, y luego golpeó al campocorto venezolano  Freddy Galvis y caminó con Tyler Stephenson para reducirlo a 8-7.

El piloto novato de los Cachorros, David Ross decidió traer a Jeffress, quien se encargó de dejar out a Phillip Ervin y a Votto, dándole su primer salvamento con los Cachorros.

Rizzo anotó tres veces cuando los Cachorros ganaron por tercera vez en cuatro partidos. Los Rojos cayeron a 1-3, un comienzo especialmente decepcionante después de su cambio de temporada de 165 millones de dólares 165 millones.

Los Cachorros llegaron a un estadio que tenía un positivo al COVID-19.

El jugador de cuadro de los Rojos Matt Davidson entró en la lista de lesionados el sábado después de dar positivo por el coronavirus, y sus compañeros de equipo Mike Moustakas y Nick Senzel estaban enfermos un día después. Los Rojos esperaban más resultados el lunes de las pruebas que le fueron hechas a otros jugadores.

Los Cachorros sabían cómo el virus se había propagado a través de los Marlins, con tres juegos pospuestos durante la jornada de este lunes por causa del COVID-19.

“Da un poco de miedo, pero como dije, hombre, solo tienes que intentar confiar en este proceso y confiar en los protocolos que tenemos”, comentó Jon Lester, quien lanzó cinco entradas sin hits.

Ian Happ, el representante sindical de los Cachorros, declaró que los jugadores estaban satisfechos con las precauciones vigentes cuando llegaron a Great American, de Cincinnati, lo que los tranquilizó.

El gran derrotado del partido fue el zurdo Wade Miley como abridor de los Rojos, que en apenas una entrada y dos tercios ya había sido castigado con cuatro imparables, seis carreras –cinco limpias–, dio dos bases por bolas y abanicó a tres bateadores rivales.

Los Rojos lo firmaron con un contrato de dos años para que tuvieran un zurdo en la rotación, pero en su debut todo salió mal desde el montículo.

“Luchó, pero ya le ha pasado antes”, declaró el manager de los Rojos, David Bell. “Él va a recuperarse”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.