Foto: AFP

El seleccionador de Bélgica, el español Roberto Martínez, destacó que su equipo, semifinalista en Rusia 2018, se encuentra ante una ocasión única y ensalzó la labor de su predecesor, Mats Wilmots, al que calificó como “esencial para esta generación”

Previamente, el preparador de Francia, rival de Bélgica en la carrera por la final del Mundial, Didier Deschamps, elogió el trabajo del español, al que había dado un toque personal, aunque recordó que se podía haber beneficiado del trabajo de Wilmots, anterior preparador de los diablos rojos.

“Evidentemente. Wilmots ha sido esencial para este grupo de jugadores. Entrenaron con él mucho tiempo y nosotros tomamos ventaja de todo esto”, indicó Roberto Martínez, que desveló que con el triunfo ante Brasil habían completado una particular “venganza” con el anterior seleccionador.

“Le hemos vengado algo por el gol que le anularon ante Brasil”, recordó el preparador español, que se refirió al tanto anulado a Wilmots en el Mundial de Corea y Japón 2002 y que acabó con victoria del conjunto sudamericano por 2-0.

El seleccionador de Bélgica destacó la aportación de Kevin de Bruyne, al que reveló como un gran mediocentro en el duelo contra Brasil, al que sorprendió.

“En otras ocasiones empleamos mediocentros que retrasaban el juego pero De Bruyne es distinto. Va más rápido y su nivel de ejecución es excepcional. Aparte de portero puede jugar en cualquier posición y hacerlo a alto nivel. En esta posición aporta muchas cosas. En los anteriores partidos se le había infravalorado. Me alegro de que contra Brasil rindiera a un alto nivel”, destacó Martínez, que también se refirió a Marouane Fellaini, al que ha concedido un mayor protagonismo en los últimos partidos.

“Marouane siempre rinde. Es competitivo, un jugador de equipo, dinámico, activo, con un plus de energía que contagia a los demás. Siempre rinde y puede cubrir distintas posiciones”, añadió el preparador español.

Roberto Martínez espera con ilusión la cita de San Petersburgo, a donde el equipo llegó a primera hora de la tarde. “Es una gran oportunidad para todos. Para los jugadores y para todo Bélgica. Una semifinal de una Mundial se disfruta en pocas ocasiones. Y es un aliciente mayor disputarla a contra Francia. Es un momento único cargado de alicientes”, resumió.

El seleccionador reconoció que Bélgica está en una buena predisposición para hacer algo grande. “Este grupo, esta generación es maravillosa. Es un plantel que siempre da el máximo y capaz de competir a un alto nivel. No hay otro secreto. No hay aspectos o razones particulares. Es el grupo lo que cuenta”, indicó.

Roberto Martínez reconoció que la victoria contra Brasil había supuesto un plus de confianza para el equipo. Especialmente después de las dudas que pudieron surgir en octavos de final, contra Japón, al que batieron en el tiempo añadido.

“El partido de Brasil supuso un cambio en el talante y la convicción del equipo en la competición. Subió la autoestima porque los jugadores concienciados se dieron cuenta de hasta donde podían llegar. Ahora espero que disfrutes de un momento tan especial, de esta semifinal”, reconoció el técnico español.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.