Foto: USA Today Sports

Robinson Chirinos recuperó el puesto de receptor titular en los Rangers. Ahora el venezolano tiene una responsabilidad aun mayor.

Para la novena de Texas, es preciso que Chirinos tome control del cuerpo monticular del club, se gane la confianza de sus lanzadores y forje una relación de trabajo que les permita ganar juegos. Los receptores pueden hacerse sentir con su bateo y defensa, pero la prioridad es pedir los lanzamientos y compenetrarse con los pitchers.

“Hemos hablando de esto muchas veces”, dijo Chirinos. “La mayoría de los juegos se van a ganar a base de pitcheo. Nosotros tenemos que ser consistentes y la única manera de hacerlo es tirando strikes. Esa es la meta para mí mismo y para todos en el cuerpo monticular. Trabajar rápido, no demorar en sacar outs y darle a la ofensiva la oportunidad de anotar carreras”.

Chirinos enfrenta un reto considerable. En el 2017, Rangers terminaron con una efectividad colectiva de 4.66 que fue la quinta más alta en la Liga Americana. También finalizaron en el tercer lugar en boletos. Fue por eso que Texas renovó su cuerpo monticular. Matt Moore, Doug Fister, Mike Minor, el dominicano Bartolo Colón, Jonathon Niese, Jesse Chávez y Chris Martin se encuentran entre los nuevos lanzadores con quien Chirinos tendrá que colaborar esta pretemporada.

“Es cuestión de comunicarnos”, dijo Chirinos. “Trato de comunicarme con la mayoría de los muchachos en el club lo mejor que pueda en el clubhouse, fuera del terreno, durante el juego entre entradas… forjar la relación para que me tengan confianza cuando esté detrás del plato”.

Chirinos también tiene méritos con el madero. Terminó la campaña del 2017 con 17 jonrones y slugging de .866 fue la tercera mejor cifra entre receptores de la Liga Americana.

Defensivamente, Chirinos atrapó al 24.6% de los corredores que intentaron robarle base, lo cual lo colocó en el 13er lugar entre los 19 receptores del Joven Circuito que disputaron un mínimo de 70 juegos detrás del plato.

“En cuanto a su talento se refiere, está firme detrás del plato”, dijo el capataz de los Rangers, Jeff Banister. “Ha mejorado a la hora de recibir la bola y la bloquea bien. Se ha convertido en un verdadero estudiante de los informes avanzados de los escuchas y eso lo ayuda a pedir los juegos”.

El último paso, dijo Banister, es trabajar con los lanzadores.

“Es muy orgulloso”, dijo el capataz acerca de Chirinos. “Le importa. Le importa su oficio y sabe que su liderazgo es bien importante para este equipo”.

Se trata de la tercera vez en cuatro años que Chirinos será el cátcher de Texas para el Día Inaugural. Tuvo ese rol en el 2015 y el 2016, pero se hizo a un lado cuando los Rangers adquirieron al estelar Jonathan Lucroy el 1ro de agosto del 2016. Al año, Lucroy fue canjeado a los Rockies y ahora Chrinos volvió a ser titular.

“Obviamente, cuando adquirimos a Lucroy, fue por las razones correctas”, dijo Banister. “Obviamente, Chirinos tiene su orgullo. Había sido nuestro titular durante años y mostró su gran carácter al hacerse un lado y dejarle ese puesto a Lucroy”.

Banister considera que el haber podido observar, trabajar y aprender de Lucroy ayudó a Chirinos.

“Pero más que nada, ‘Robbie’ aprende sólo y él mismo se motiva”, dijo Banister. “Cuando cambiamos a Lucroy, dejó libre a Robbie para relajarse y jugar”.

Los Rangers no adquirieron a ningún jugador este invierno que podría competir con Chirinos por el rol de cátcher titular. Brett Nicholas, quien aún está aprendiendo el oficio, es el candidato principal para el puesto de receptor reserva. Los veteranos Michael Ohlman, Curt Casali y el boricua Juan Centeno – adquiridos para tener profundidad – son hábiles a la hora de pedir los juegos y trabajar con lanzadores.

El puesto le pertenece a Chirinos. Los Rangers demostraron algo de previsión hace un año al amarrar al venezolano contractualmente hasta que concluya la venidera temporada. El convenio también incluye una opción del club para el 2019, por lo que el oriundo de Punto Fijo está más motivado que nunca por cumplir.

“Es un año importante para todo el mundo, no solamente para mí”, señaló Chirinos. “Simplemente voy a tratar de aprovechar la oportunidad, mantenerme saludable todo el año, disputar todos los juegos que pueda y lo demás se resolverá por sí solo. Tengo que hacer mi trabajo y ayudar a este equipo a regresar a la postemporada. Lo que pase después de eso es lo que va a pasar”.

Las Mayores




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.