Foto: AFP
COMPARTE

El Roma dio una lección de fútbol a domicilio al Milan (1-4), que salió goleado pese a la gran intervención de su joven meta Gianluigi Donnarumma, lo que confirma la segunda plaza del conjunto romano, que queda a siete puntos del líder, el Juventus Turín, a tres jornadas del final del campeonato.

La confrontación de San Siro vio un recital romanista ante un perdido Milan. Y es que el Roma, bajo la atenta mirada del español Ramón Rodríguez Verdejo “Monchi”, nuevo director general deportivo del Roma, que estaba en la tribuna, apabulló desde el pitido inicial a un rival sin alma y perdido.

Y bien puede dar las gracias el Milan a su guardameta Donnarumma, de 18 años y ya internacional absoluto con Italia, para no haber caído por una goleada aún mucho más abultada.

El Roma de Luciano Spalletti mató a su rival con buen robo de balón y un vertiginosos contragolpe, casi siempre en superioridad numérica. El conjunto romano, en apenas tres-cuatro toques, con un velocísimo egipcio Mohamed Salah, hacía la transición de área propia a la rival y se plantaba ante Donnarumma.

Así llegaron los dos primeros goles en apenas media hora: ambos a cargo del bosnio Edin Dzeko (m.8 y 28). Y bien pudieron llegar al menos un par más antes del descanso, pues el Roma envió dos balones a los palos tras haber tocado previamente lo justo Donnarumma con grandes intervenciones los disparos de Diego Perotti (m.17) y de Nainggolan (m.38).

El Milan se veía maniatado ya desde el centro del campo, sin rumbo ni respuesta e intentaba romper la defensa visitante con la inspiración y calidad de la conexión española Gerard Deulofeu-Jesús Joaquín Fernández “Suso”. Muy poco este domingo.

En la segunda mitad, el partido se igualó algo. Pero únicamente porque el Roma bajo el ritmo. Eso sí, cuando apretaba volvía a llevar el peligro sobre la meta milanista. Pudo llegar el triplete de Dzeko en el minuto 67, pero remató alto en inmejorable posición, e incluso siete minutos después si Donnarumma no lo evita.

Lo que llegó, ante la sorpresa de todos, fue el 1-2, en saque de esquina que, tras tocar un compañero, remacha de cabeza Pasalic (m.76). Parecía que iba a ser la reacción milanista, pero al contrario.

El Roma se sintió herido por el gol y lanzó de nuevo su mortífero contragolpe. El Shaarawy (m.78), en bella acción, y el capitán De Rossi (m.88) al transformar un penalti que conllevó la expulsión de Paletta, pusieron el 1-4 final.

Un triunfo que devuelve al Roma el orgullo perdido hace una semana con la derrota casera en propia saca ante su eterno rival Lazio, que le remarca en la segunda plaza; pero que al Milan le deja ya muy lejos de zona europea, pues se mantiene sexto pero a seis puntos del quinto plaza Liga Europa), el Atalanta




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.