Ronaldinho, ex estrella de fútbol. / Foto archivo

El exastro brasileño del fútbol Ronaldinho Gaúcho cumplió este lunes cuatro meses de prisión domiciliaria en un hotel de Asunción, acusado de uso de pasaporte paraguayo de contenido falso y sin ninguna perspectiva de cambio de su situación, señalaron fuentes de la defensa a la AFP.

“No tenemos novedades sobre Ronaldinho y su hermano Roberto. Seguimos esperando que los liberen. No hay ninguna prueba nueva sobre ellos”, expresó una fuente de la defensa. “Esperamos convencer a la Fiscalía para que ordene la libertad en la brevedad posible”, reiteró.

Los mismos fiscales habían manifestado hace un mes atrás que no tenían más indagaciones que hacer sobre el exfutbolista.

“Vamos a determinar si esto tiene conectividad con una red criminal que trafica pasaportes que comprometen el nombre del Paraguay. Es muy grave”, dijo a la AFP el fiscal Marcelo Pecci, quien dirige la pesquisa.

Pecci admitió que tanto Ronaldinho como su hermano Roberto colaboraron. “No mintieron”, manifestó.

“Tenemos comprobado el uso doloso de esos documentos falsos. Esos pasaportes les iban a dar acceso al mundo en nombre del Paraguay”, enfatizó.

– Recluido en un hotel –

Ronaldinho, junto a su hermano Roberto de Assis Moreira, permanecen en estado de reclusión domiciliaria en el hotel Palmaroga, ubicado en el radiocéntrico de la capital paraguaya.

El campeón del mundo con Brasil en 2002 había soportado su primer mes -entre marzo y abril- en un presidio de la capital paraguaya destinado a políticos corruptos, policías criminales y narcotraficantes peligrosos.

Sus defensores consiguieron trasladarlo a su prisión-hotel tras un acuerdo con sus propietarios, accionistas españoles oriundos de Barcelona.

“Jamás pensé pasar por una situación así”, dijo el ex ídolo del FC Barcelona, AC Milan y el París Saint-Germain, entre otros, en la única entrevista que concedió al diario ABC local el 26 de abril.

Para la defensa, Ronaldinho es una víctima de grupos de falsificadores con conexiones en la Policía de Migraciones, quienes le acercaron pasaportes de contenido falso para utilizarlo cuando ingresó a Paraguay el 4 de marzo. Dos días después fue detenido al igual que su hermano.

Detrás de ellos fueron aprehendidos otras 16 personas, en su mayoría funcionarios de la Policía y de la Dirección de Migraciones, cuyo jefe fue destituido.

El exjugador brasileño había ido a Paraguay para presidir un acto de beneficencia relacionado con la promoción de niños pobres y tenía previsto además inaugurar un casino regenteado por un empresario de su país.

Los hermanos De Assis Moreira presentaron los documentos paraguayos al arribar al aeropuerto internacional de Asunción que les habían gestionado los promotores de su venida.

Ronaldinho, quien dijo haber aportado todo lo que sabe para colaborar con la pesquisa, pagó 1,6 millones de dólares como garantía para que el juez decretara su prisión domiciliaria y la de su hermano. En el hotel estaría pagando 700 dólares diarios por el hospedaje.

“En este caso vinimos a participar del lanzamiento de un casino online y para el lanzamiento del libro autobiográfico ‘Un crack de la vida’ con la empresa que tiene los derechos de explotación en Paraguay”, había manifestado el Balón de Oro 2005. Dijo que su único interés “fue llevar alegría a la gente con mi fútbol”.

Recordó que tenía previsto retornar el 7 de marzo a Brasil para festejar el cumpleaños de su hijo. “Sobre lo que pasó después ya no sé”, relató entonces.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.