Romania ya había detectado restos de drones en su territorio. Foto archivo: Cortesía AP

El Ejército rumano desplegará unos 600 soldados en su frontera con Ucrania, formada en gran parte por el río Danubio, después de varios incidentes con drones rusos, caídos en territorio rumano durante ataques a puertos fluviales ucranianos.

El objetivo es mejorar la vigilancia las 24 horas del día en los 160 kilómetros de frontera entre el puerto de Galati y la desembocadura del Danubio en Sulina.

El despliegue fue anunciado por el subjefe del Estado Mayor rumano, Gheorghita Vlad, y llega después de tres incidentes con aviones no tripulados rusos, cuyos restos cayeron en territorio rumano.

Además, se ha cerrado al tráfico comercial el espacio aéreo limítrofe entre Ucrania y Rumanía a partir del 13 de septiembre, informó el ministerio de Defensa en un comunicado.

Las prohibiciones de vuelo se aplican a una profundidad de entre 20 y 30 kilómetros dentro del espacio aéreo nacional rumano y hasta una altura de 4.000 metros.

Incidentes con drones rusos

Un primer destacamento de militares ya se encuentra en Plauru, la ciudad rumana más cercana al puerto ucraniano de Izmaíl, donde se identificaron fragmentos de drones rusos el pasado 7 de septiembre.

El ejército ha instalado allí dos refugios antiaéreos para proteger a la población local.

Los militares están identificando puntos en el terreno donde instalar equipos antiaéreos, incluyendo sensores de superficie y radares capaces de detectar amenazas potenciales también a baja altura, según informó la agencia de noticias rumana Mediafax.

Los drones rusos vuelan a baja altura y son difíciles de detectar por los más de 100 radares de los que dispone el ejército rumano.

El ministerio de defensa reconoció que ninguno de los tres drones de los que procedían los fragmentos los identificpo ni rastreó el sistema de radares rumano.

En referencia a los restos analizados, los dos primeros drones que cayeron en territorio rumano no explotaron y «no se detectaron explosivos ni otros elementos de naturaleza nuclear, biológica o química», informó el miércoles el ejército rumano.

Fuentes del ministerio de defensa señalaron a Mediafax que la defensa antiaérea instalada es una medida de protección que no podrá utilizarse por ahora, ya que no hay pruebas de que Rusia quiera atacar Rumanía con esos drones.

El país balcánico es miembro de la OTAN desde 2004 y como tal puede contar del apoyo y la protección de sus aliados en caso de que su territorio sea atacado.

¿Quieres recibir nuestros titulares diarios, matutinos y vespertinos?
Únete a nuestro canal de Telegram
https://t.me/titularesec

O a nuestro grupo de whatsapp
https://chat.whatsapp.com/E55qyLa9mGw2hNNrN32r1b
Con gusto te los enviaremos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.