Rusia denunció hoy que el hacker ruso Piotr Levashov, recluido en una cárcel estadounidense tras ser extraditado desde España la semana pasada, está sufriendo malos tratos y exigió que se ponga fin a estas supuestas practicas.

“Hemos exigido a las autoridades carcelarias que pongan fin al maltrato de Levashov y también exigiremos que los derechos de este ciudadano ruso se respeten plenamente”, dijo la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova, en una conferencia de prensa.

Levashov está internado en una cárcel en la ciudad de Bridgeport (estado de Connecticut) a la espera del juicio por su presunta implicación en el ciberespionaje durante la campaña electoral estadounidense.

Zajárova señaló que el consulado general de Rusia en Nueva York esta en contacto con el abogado de Levashov y que el pasado martes los diplomáticos rusos pudieron finalmente entrevistarse con el preso.

Este se quejó de las malas condiciones en que se encuentra, sin luz, sin artículos de higiene personal, sin ropa de cama y sin una simple almohada, y atormentado por un ruido incesante que llega desde el exterior de la celda.

Según Zajárova, tampoco se le permiten los paseos ni tiene acceso a medicamentos.

Levashov compareció el viernes pasado por primera vez ante un juez federal de Connecticut y se declaró no culpable de los 14 cargos que se le imputan.

El hacker ruso está considerado por el Departamento de Justicia estadounidense como uno de los capos del ‘spam’ (correo basura) más notorios del mundo, puesto que fue capaz de enviar hasta 250 mil correos basura solo durante un año, según la acusación.

El procesado supuestamente enviaba esa gran cantidad de correos basura para dañar equipos informáticos e infectarlos con un programa malicioso llamado ransomware, que sirve a los piratas para secuestrar el sistema informático infectado y pedir dinero a sus usuarios a cambio de liberarlo.

En su escrito de acusación, el Gobierno de Estados Unidos acusó a Levashov también de haber creado Kelihos, una red de ordenadores infectados conocida como botnet y que permite a los piratas informáticos tomar control de los equipos sin el conocimiento de sus propietarios.

Levashov lleva en prisión desde su detención en Barcelona el pasado 7 de abril.

España le entregó el 2 de febrero al considerar que la Justicia española no era competente para juzgarle, ya que es en Estados Unidos donde se encuentran las víctimas y los daños producidos por su actividad delictiva.

En septiembre, el Gobierno ruso reclamó a su vez la extradición de Levashov para que fuera juzgado en su país de origen.

Rusia, a la que Estados Unidos ha responsabilizado de injerencia cibernética durante la campaña en las elecciones presidenciales de 2016, ha acusado en el pasado a la Casa Blanca de extralimitarse a la hora de aplicar su legislación de manera extraterritorial y de ignorar un acuerdo bilateral de asistencia jurídica mutua en casos penales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.