Rusia redobla ataques aéreos
Una exhibición en Leópolis de armamento ruso destruido suscita optimismo por las posibilidades de victoria entre sus habitantes. Foto: EFE

El Ejército ruso incrementó el número de ataques aéreos contra las posiciones ucranianas en un intento de romper el estancamiento de su ofensiva en el Donbás, en el este de Ucrania.

Uno de los principales progresos de la tropas rusas se produjo en los combates por el control de la localidad de Soledar, a unos 10 kilómetros al noreste de Bajmut, uno de los principales baluartes de las fuerzas ucranianas en la región oriental de Donetsk, según Moscú.

“A consecuencia de acciones ofensivas de las tropas aliadas (rusas y prorrusas) en la región de Soledar las pérdidas de la 14ª brigada mecanizada de las Fuerzas Armadas de Ucrania ascienden a más de 2 mil efectivos”, dijo este viernes el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov.

Más de 2 mil muertos ucranianos en Soledar

El resto de los integrantes de esa brigada se retiró de la zona de combates hacia posiciones en la retaguardia ucraniana, agregó el militar.

La captura de Soledar es clave para hacerse con el control de Bajmut, un estratégico nudo de comunicaciones, que permitiría a las tropas rusas concentrar sus esfuerzos en el avance hacia Sloviansk y Kramatorsk, la grandes plazas fuertes ucranianas, sobre todo la última, en la región de Donetsk.

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que el jueves admitió que Rusia en los últimos día ha duplicado los ataques aéreos, informó hoy de que la aviación de asalto rusa bombardeó los alrededores de Bajmut y Soledar, así como de varias localidades aledañas.

La aviación de asalto rusa ataca Donetsk

En ese sector las tropas rusas no lograron ningún avance sobre el terreno, según el mando ucraniano.

También fueron atacadas desde el aire y con fuego de artillería las inmediaciones de Sloviansk y Kramatorsk.

Más al sur, la aviación rusa bombardeó las posiciones ucranianas junto a Marinka y Vodiane, en las afueras de la ciudad de Donetsk, capital regional, controlada por los prorrusos desde 2014.

Según el parte ucraniano, las tropas rusas intentaron avanzar en el sector comprendido entre las localidades de Veterinarne y Udy, en el norte de la también región oriental de Járkov, prácticamente en la frontera con Rusia, pero “no tuvieron éxito, sufrieron bajas y se retiraron”.

El sur, sin cambios importantes

En el frente sur la situación se mantiene sin cambios sustanciales, aunque el mando ruso informó de que otros 100 efectivos ucranianos fueron liquidados en un ataque en la región de Mykoláiv.

La defensa antiaérea rusa, dijo hoy el general Konashénkov, consiguió interceptar dos misiles Himars en Nueva Kajovka, en la región de Jersón (sur de Ucrania), bajo control de las fuerzas rusas prácticamente desde el comienzo de la campaña militar en Ucrania.

Además, en la jornada anterior se destruyó un radar AN/MPQ-64, de fabricación estadounidense, indicó.

Hace poco más de un mes el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ordenó a las Fuerzas Armadas liberar la zonas ocupadas en el sur del país.

Recuperación de Jersón, el objetivo de Kiev

La ciudad de Jersón, la única capital regional ucraniana controlada por Rusia, está en el centro de la atención de los analistas militares, porque todo apunta que su recuperación será el principal objetivo de Kiev en la próximas semanas.

Situada en la margen derecha del Dniéper, Jersón está separada por el gran río del resto de la región homónima, a la que esta unida por tres puentes, todos ellos ahora al alcance de los misiles que Estados Unidos ha proporcionado a Ucrania.

Desde la orden impartida por Zelenski las fuerzas ucranianas no han registrado avances sobre el terreno, pero han atacado con cohetes en varias ocasiones los puentes que garantizan los suministros a las tropas rusas emplazadas en Jersón.

Las explosiones que el martes pasado tuvieron lugar en aeródromo ruso en península de Crimea que dejó según Moscú un muerto y más de una decena de heridos, y que según Kiev, que negó su responsabilidad en los hechos, destruyeron nueve aviones de combate, reavivaron los temores de un mayor recrudecimiento de las acciones militares.

Zelenski hizo un llamamiento a no desvelar detalles de los planes del mando militar, después de que este miércoles el general ucraniano Dmitro Marchenko afirmara en una entrevista que Ucrania planea liberar Jersón y concluir la fase activa de la guerra antes de fin de año.

“La regla para todos es sencilla: la guerra no es tiempo para vanidades y grandes declaraciones. Mientras menos detalles concretos deis de nuestros planes defensivos, mucho mejor será para el cumplimiento de estos”, advirtió el mandatario.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.