Eliodoro González nació en Guarenas, estado Miranda en el año 1871. Fue un hombre creativo, inquieto y visionario que se desempeñó en varios oficios tales como químico, perfumista, inventor de bebidas, y publicista, antes de existir la publicidad como tal.

En sus comienzos se interesó por la química y se decidió por hacer perfumes, para lo cual mantenía relaciones con la gente de la perfumería Jean Marie Fariñas, de Francia.

Con el paso del tiempo, Eliodoro comenzó a hacer experimentos a fin de crear bebidas a base de elementos criollos venezolanos sin preservativos químicos, lo que los diferencia del resto de las cremas de licor, utilizando leche a la cual le agregaba huevos, le añadía azúcar y le colocaba una exótica mezcla de alcohol puro de uva.

Es así, como después de innumerables e incansables experimentos nace en el año 1900 una bebida espirituosa única e inimitable, de grato sabor y bajo nivel de grados alcohólicos, la cual registró en 1904 con el nombre de PONCHE CREMA, adicionándole el eslogan, “único de Eliodoro González P.”, que obtuvo tan grande aceptación entre el público consumidor, que dio pie a que fundara en el centro de Caracas la empresa Licorería Central.

Vale señalar que fue el propio Cipriano Castro, Presidente de los Estados Unidos de Venezuela, quien hizo constar de su puño y letra, el otorgamiento de la patente del registro de quizás la bebida más famosa del país, que hoy por hoy, preserva uno de los secretos industriales mejor guardados del mundo, puesto que a pesar de tantos años transcurridos y a que se le ha intentado imitar muchas veces, nunca ha podido ser igualado y menos superado, gracias a su óptima calidad, a sus ingredientes, a su alta pureza y a su gran calidad, convirtiendo a Ponche Crema como la bebida infaltable en toda reunión familiar venezolana, sobre todo, en épocas especiales.

Siendo ya famosa y muy conocida su creación, Eliodoro González P. emprendió largas travesías marítimas viajando por América y Europa para mostrar su maravilloso invento, el cual causó sensación en la Feria Mundial de San Luis, Missouri, Estados Unidos, en la primera feria que reunió los inventos y novedades del siglo XX.

De igual manera, los ingleses le otorgaron el premio “Grand Prix”, en Londres y fue recibido cálidamente en la Exposición Marítima Internacional de Burdeos y en el Salón de Alimentación e Higiene, de París.

Según contaba su propio inventor: “Una de las características que más gustaba de su producto era lo que se leía en su etiqueta: “Esta bebida se conserva mucho tiempo inalterable a la temperatura ambiente, por lo tanto, se aconseja no helar sino la cantidad que se ha de consumir. Téngase acostada la botella y agítese antes de usarla”.

Eliodoro González P. falleció el 29 de enero de 1923 dejando como herencia una grata bebida que se convirtió en toda una tradición que representa orgullosamente a la Venezuela industrial y emprendedora, resultado del sueño de un visionario que hace más de un siglo vislumbró un producto grato al paladar que ha permanecido en el gusto popular a lo largo del tiempo.

De esta forma Eliodoro González P. nos dejó también el legado de que los sueños cuando van acompañados de constancia, tesón y trabajo se pueden hacer realidades exitosas y generadoras de fuente de trabajo para muchas personas.

Eliodoro González un hombre de progreso y trabajo.

Fuente: La Venezuela de ayer en fotos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.