(Foto cortesía)
COMPARTE

El Saime no ha perdido el tiempo para buscar un nuevo método que llene sus arcas, valiéndose de la necesidad del venezolano. Luego del aumento de la Unidad Tributaria (UT), la entidad ha decidido cobrar 67 mil bolívares adicionales a aquellas personas que quieran agilizar el proceso de recepción de pasaportes.

las mafias  exigen un pago de hasta BS 600 mil

Muchos usuarios están por cumplir un año a la espera del documento, las cuantiosas quejas se pueden observar en las redes sociales y las mafias dentro de la institución exigen un pago de hasta 600 mil bolívares para ofrecerte un servicio que tiene un costo de 3.600 bolívares.

La nueva propuesta del Saime ha causado disgustos en los venezolanos, quienes se ven entre la espada y la pared, puesto que la urgencia obliga a pagar el monto establecido para poseer el pasaporte en el tiempo reglamentario.

Años atrás, antes de que se iniciaran las enormes oleadas de migración, y la escasez dejara a estas instituciones sin materiales, el tiempo máximo en el que eran entregados cifraba las dos semanas. Sin embargo ahora muchos cuestionan el cobro de esa nueva cantidad, si supuestamente no hay material para producir los pasaportes.

Según una trabajadora del sistema de atención telefónica, el pago se puede hacer en línea a través de su página web saime.gob.ve. Sin embargo, el portal está presentando problemas desde hace dos días por “la demanda registrada”. La fuente destacó que cualquier persona puede optar por la “agilización”, ya que no es un servicio exclusivo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.