Foto.AngelChacon
COMPARTE

Lorent Saleh y Gabriel Valles comparten una situación en común. Ambos son presos políticos del Gobierno de Nicolás Maduro. Los dos decidieron expresar su desacuerdo ante una serie de medidas y decisiones que han puesto el país de cabeza. Su activismo político causó crispación en las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela, lo que los llevo a ganarse una celda en la prisión denominada como La Tumba, desde hace tres años.

Foto.Angel Chacon

Las madres de ambos jóvenes yacen sentadas en una de las butacas del auditorio de El Carabobeño, donde se congregaron para hablar sobre lo que ocurre con los presos políticos del país. A su lado están Pablo Aure, secretario de la Universidad de Carabobo, María Corina Machado, coordinadora nacional de Vente Venezuela y otras figuras destacadas.

Con un video introductorio que dura alrededor de 15 minutos se muestra una realidad condesada que saca lagrimas a muchos de los presentes, unas 120 personas que consideran una injusticia el caso de Saleh y Valles, sin descartar el de otros, igual de importantes.

Se habla de La Tumba, del Helicoide, de torturas y violaciones de tratados internacionales y de una comunidad bastante amplia alrededor del mundo que tiene conocimiento sobre lo que ocurre en Venezuela, una serie de situaciones que gozan de impunidad, pero que tienen el contundente rechazo de mandatarios extranjeros.

Foto: Angel Chacon

Therelsy Malavé

El evento moderado por la periodista Dhameliz Díaz contó con la ponencia de la abogada Therelsy Malavé Wadskie, quien conoce los casos de estos muchachos a fondo. Ella visitó la tumba, ella no olvida el frío que representan esos permanentes 9° centígrados y la claustrofobia que yace debajo del edificio en Plaza Venezuela, donde la luz no llega y donde los reclusos duermen sobre camas de cemento en las que el tiempo desaparece y en el que el metro de Caracas es el único que avisa cuando el día termina, porque está próximo a la prisión y su ultima ruta antes del cierre es el anuncio de la noche.

Foto.AngelChacon

Malavé es directora de la Organización No Gubernamental Justicia y Proceso Venezolano. Recordó el caso de la antigua Policía Metropolitana, a la que pertenecían Ivan Simonovis, Lázaro Forero, Henri Vivas, Marco Hurtado, Arube Pérez, Héctor Rovaín, Erasmo Bolívar, Julio Rodríguez, los primeros presos políticos de Venezuela en la era de Chávez, caso que marcó el inicio de una oleada de detenciones que llega hasta las más recientes, las de 2017.

En la tumba los reclusos no pueden hacer nada. No les permiten leer, ni dibujar, ni hacer ninguna actividad. Es lo que Malavé llama una tortura que se desliga de las agresiones físicas, pero que se asocia a lo psicológico que a veces hace más daño que un golpe, porque en esa reclusión se hacen torturas blancas que quebrantan de igual modo los derechos humanos.

Juan González

En Venezuela son culpables de muchos crímenes todos los que piensan diferente, aunque esto no sea un delito. Juan González, abogado penalista y experto en Derechos Humanos, conoce lo que ocurre en la realidad legal de los presos políticos y que se empeora debido a la debilidad de los poderes públicos, como el Judicial, que se subordinó a los pies del chavismo, lo cual atenta contra el concepto de justicia y legalidad.

La gente piensa que rebelión y traición a la patria son los delitos reales de los dos jóvenes y esto es falso, porque los crimines son aislados y se remontan a 2010, cuando dos muchachos fueron detenidos mientras viajaban en un carro, en el que encontraron algunos materiales como clavos y una especie de panfletos que decían “Chávez miente”, que dieron forma a un supuesto delito de “divulgación de información falsa que causa zozobra”, revela el abogado. La pena es de entre dos y cinco años, por simplemente acusar a Hugo Chávez Frías de “mentiroso”, pero Saleh y Valles ya tienen tres años presos.

Foto.AngelChacon

Según el Sebin, detalló González, Saleh dio 10 mil bolívares a unos colombianos para que causaran estragos en el país. También lo señalan de haberles entregado a esas personas cédulas falsas cuando trabajó en el Saime. Esta acusación, según el abogado, aún carece de pruebas y es solo una de las tantas formuladas para encontrar una culpabilidad inexistente en jóvenes manifestantes, que fueron sacados de la calle porque eran una molestia para el oficialismo. Unas leyes viciadas y controladas por una mano opresora los castigan.

Machado

La última panelista fue María Corina Machado. Ella se extiende para hablar de un abanico de temas que van desde la represión, los caídos, el apoyo internacional, la censura y el futuro de Venezuela.

El apoyo de Machado a los carabobeños es real. Empieza por destacar que Carabobo es el tercer estado en donde la represión fue más brutal, donde las detenciones también fueron sin precedentes, pero que a pesar de las consecuencias, la calle se expresó como una rebelión ciudadana que tiene el deber de superar los errores de 200 años de un Estado republicano. Esto es un reto para la juventud que tomará las riendas del país y que debe pensar en lo que se hará después para levantar al país ante tanta degradación moral, puntualizó la dirigente.

La debilidad y fragilidad del país está en niveles nunca antes visto, según Machado. Se evidencian en la gran cantidad de detenciones y caídos, pero se confronta con el apoyo de instituciones como la Iglesia Católica, que ha luchado por la libertad y por la justicia para que se dejen atrás los tiempos de horror, de hambre y terror que viven los venezolanos en su día a día, lleno de vicisitudes y peripecias para sobrevivir.

Foto.AngelChacon

El detalle no es sacar a un dictador, dice Machado, si no acabar con una red de mafias y corruptelas que se asentó en todo el país y que es un cáncer que se transforma en la única realidad que la juventud conoce, pero que les ha permitido también querer vivir la libertad que hasta hora no gozan con tranquilidad.

Desde el podio del auditorio menciona a cada uno de los caídos de Carabobo, Rubén González, Hecder Lugo, Leonardo González y por un momento hace silencio y se entristece porque fueron vidas que no merecieron ese destino. Recuerda a Santiago Guevara y a otros tantos que están tras las rejas y les hace saber a todos que no han sido olvidados, como tampoco lo fueron Geraldine Moreno y Genesis Carmona, caídas en 2014.

La dirigente les propone retomar la lucha para demostrar que están de pie como una coalición de principios, en la que se escuchen distintas propuestas para crear un nuevo país, en base a los valores que deben volver a florecer en Venezuela, al igual que la anhelada libertad, para que la memoria de los caídos sea honrada.

FotoAngel Chacón

El evento finaliza entre aplausos y con el deseo del fin de la dictadura, por lo que todos los presentes levantan una enorme bandera tricolor que se extiende de punta a punta en el auditorio y que da paso con solemnidad a un rezo del Padre Nuestro y Ave María, que da por concluida las ponencias y deja claro que el camino obliga a empezar una nueva etapa en la historia.

Foto.AngelChacon



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.