La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) designó a "Indira Maira Alfonzo Izaguirre, rectora principal y presidenta del máximo ente comicial". AFP

Una magistrada sancionada por Canadá fue nombrada este viernes presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) por el TSJ de Nicolás Maduro en Venezuela, que asumió esta función del Parlamento tras declarar la omisión legislativa del único poder en manos en la oposición, que este año debe renovarse en elecciones.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) designó a “Indira Maira Alfonzo Izaguirre, rectora principal y presidenta del máximo ente comicial”, indicó la corte en una nota de prensa, decisión que aceita el camino para los comicios parlamentarios previstos por ley para 2020, pero en duda por la pandemia de COVID-19.

Alfonzo, hasta ahora magistrada de la Sala Electoral del propio TSJ, fue sancionada por Canadá en mayo de 2018 junto a varios funcionarios señalados de participar activamente en el deterioro de la situación de Venezuela, tras los cuestionados comicios en los que el presidente Nicolás Maduro resultó reelecto hasta 2025.

Siendo magistrada emitió polémicas sentencias, entre ellas una que bloqueó un referendo revocatorio impulsado por la oposición contra Maduro en 2016.

Además fueron designados “Rafael Simón Jiménez Meleán, como rector principal y vicepresidente del CNE; Tania D’Amelio Cardiet, como rectora principal; Gladys María Gutiérrez Alvarado, como rectora principal y José Luis Gutiérrez Parra, como rector principal”, añadió el TSJ.

Gutiérrez Alvarado fue presidenta del máximo tribunal entre 2013 y 2017, mientras que D’Amelio repite en el directorio, tras acompañar a la expresidenta del CNE, Tibisay Lucena, quien estuvo 15 años en el cargo.

“Estoy seguro que este grupo de hombres y mujeres conducirá el tan anhelado proceso electoral como única vía que nos permite dirimir nuestras diferencias”, dijo el presidente del TSJ, Maikel Moreno, de línea chavista.

Guaidó: “No renunciaremos”

Acusado por la oposición de favorecer al gobierno con sus decisiones, el TSJ declaró el pasado 5 de junio la omisión del Parlamento de mayoría opositora en su atribución de elegir nuevas autoridades electorales.

Según la legislación venezolana, la selección de la directiva del CNE corresponde a la unicameral Asamblea Nacional, presidida por el líder opositor Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, aunque en la práctica el gobierno es controlado por Maduro.

“Solo el Comité de Postulaciones y la Asamblea Nacional designan el CNE. No renunciaremos a nuestro derecho”, reaccionó Guaidó en Twitter tras formalizarse las designaciones en un acto en la sede del TSJ, en Caracas.

La máxima corte procedió a hacer las designaciones en medio de un conflicto entre Guaidó y otro diputado opositor, Luis Parra, quien se proclamó jefe del Parlamento en enero con apoyo del chavismo. Desde entonces ambos lideran sesiones legislativas paralelas con diputados aliados.

Esa situación llevó a que un pequeño grupo de partidos presentara un recurso que alegaba que el conflicto entre Guaidó y Parra hacía imposible un acuerdo para nombrar a las autoridades electorales.

Antes de lo ocurrido con Parra, parlamentarios de la oposición y el chavismo habían iniciado negociaciones por el CNE, sin mayores avances.

El TSJ, además, considera nulas las decisiones del Parlamento tras declararlo en desacato poco después de que la oposición asumiera su control en 2016.

“Parlamentarias este año”

Para el designado rector Rafael Jiménez, quien pasó a la oposición tras romper hace años con el chavismo, “la única salida que tiene Venezuela por encima de todas estas controversias, es una salida negociada, electoral y democrática”.

Venezuela no tiene otro camino que un acuerdo político”, dijo Jiménez a periodistas, tras su nombramiento en el directorio del CNE, integrado mayormente por rectores de línea chavista.

Pero la decisión de la máxima corte fue rechazada por opositores que la consideran un mecanismo fraudulento para que el chavismo retome el control del Legislativo que perdió en las elecciones de 2015, además de reforzar la desconfianza en el árbitro electoral.

“AD no concurrirá a procesos electorales ilegítimos convocados por CNE írrito que nadie reconocerá nacional ni internacionalmente”, indicó el diputado Henry Ramos Allup, al frente del partido opositor Acción Democrática.

Aunque en abril pasado indicó que la pandemia podía afectar la celebración de las parlamentarias, el jueves Maduro afirmó: “Hay elecciones este año”. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.